Aprobada la ordenación pastoral de la mujer en EE.UU


(system) #1

El domingo 29 de julio pasará a la historia de la Iglesia Adventista. Por primera vez, una Unión norteamericana no tendrá en cuenta el sexo/género a la hora de ordenar a una persona como ministro/a del evangelio. Esto significa que una mujer podrá ser ordenada al ministerio y que, por lo tanto, su autoridad será reconocida en todas las iglesias de la Unión en cuestión. El sexo/género deja de ser un impedimento para que las mujeres obtengan pleno reconocimiento y autoridad en su trabajo eclesiástico.

Después de varias horas de reunión en la que han intervenido el presidente de la Asociación General, Ted Wilson, uno de sus vicepresidentes, Lowell Cooper y el presidente de la División Norteamericana, Dan Jackson, la Unión de Columbia, EE.UU., ha aprobado con un 80% de votos a favor que las personas sean ordenadas al ministerio sin importar su sexo/género.

La Unión de Columbia agrupa ocho Asociaciones establecidas en los Estados de Maryland, Nueva Jersey, Ohio, Pensilvania, Virginia y Virginia del Oeste. Cuenta con 671 iglesias, 136.243 miembros, administra dos universidades, 13 hospitales, una editorial y una radio.

No es la primera vez que una Unión toma una medida semejante. El pasado mes de abril, la Unión alemana del Norte votó “que las mujeres sean ordenadas para el ministerio pastoral bajo las mismas condiciones que los hombres”. Spectrum también informó de este importante acontecimiento aquí (en inglés).

Y probablemente tampoco será la última. Según informa Spectrum, el próximo 19 de agosto la Unión del Pacífico, EE.UU., será la segunda Unión de la División Norteamericana que celebrará una asamblea especial para dirimir si las mujeres pueden ser ordenadas al pastorado.

En la recién celebrada asamblea de la Unión de Columbia, tanto Ted Wilson, presidente de la Asociación General, como Lowell Cooper, vicepresidente de la misma, han urgido a los votantes a que no aprobaran la moción que permite la ordenación al pastorado de las mujeres. Wilson dijo que esta acción podría ocasionar la “fragmentación [y] el congregacionalismo”, de la Iglesia Adventista y que en aras de la unidad, era conveniente no aprobar dicha moción. Si se aprueba dijo, la Unión de Columbia quedaría en oposición a la iglesia adventista mundial. Cooper también intentó disuadir a la asamblea pidiendo que no actuaran de manera “autónoma”.

Siempre según la información de Spectrum, tanto Wilson como Cooper usaron principalmente argumentos políticos, dejando de lado los asuntos teológicos o bíblicos.

Spectrum también afirma que Wilson habló por segunda vez, después de Cooper, para venir a decir que si la Unión de Columbia aprobaba la moción para la ordenación igualitaria, dejaría de formar parte de la iglesia remanente.

Dan Jackson, presidente de la División Norteamericana, se limitó a decir que nuestra iglesia debe caracterizarse por el amor.

--

Foto de Ansel Oliver/ANN

--

[Invitamos a nuestros lectores a que tengan en cuenta nuestro compromiso de buenas prácticas a la hora de publicar comentarios. Los artículos y comentarios publicados en Café Hispano contienen las opiniones de sus autores y en ningún caso Café Hispano se hace responsable de las mismas. Si usted quiere publicar o simplemente contactar con Café Hispano, escriba a editorcafehispano@gmail.com]


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/4634