Convicción y desviación moral: guerra en la historia del adventismo


(system) #1

En la Universidad Adventista de Friedensau, Alemania, se acaba de iniciar un simposio académico de tres días en el que presentadores, invitados y estudiantes tratarán de establecer conversaciones constructivas sobre la guerra y la respuesta adventista a la guerra.

Este congreso, titulado, "El impacto de la Primera Guerra Mundial en los adventistas del Séptimo Día" ha atraído a participantes de 26 países. Alrededor de 15 de ellos representan a la Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma, el adventismo que surgió a partir de la controversia que se dio en torno al inicio de la Primera Guerra Mundial (o lo que se conocía en un principio como la Gran Guerra). Los fundadores del movimiento se mostraron en desacuerdo con los líderes de la iglesia, inicialmente en Alemania, que bajo la presión de sus gobiernos, rompieron con la posición dominante de los pioneros de rechazar portar armas en la guerra. Muchos de los que se unieron al Movimiento de la Reforma fueron sumariamente excomulgados.

Sin embargo, el movimiento sigue vivo en muchos países, y todavía se centra en la no violencia como requisito para los seguidores de Jesús. La conferencia, que se desarrolla hasta el 15 de mayo será la primera oportunidad de tener una conversación formal entre los miembros del Movimiento de Reforma y los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Para la sesión de apertura la noche del lunes, el historiador adventista George Knight habló sobre "Fe, la Gran Guerra y las implicaciones de ser una iglesia internacional, y una parte perdida del patrimonio Adventista".

Contra la creencia de que los primeros adventistas tenían un opinión "unánime" acerca de lo que él llamó "pacifismo ", Knight sostuvo que James White representaba un grupo importante cuando, cerca del comienzo de la Guerra Civil Americana, sostuvo que en el caso de servicio militar obligatorio, sería "una locura" - equivalente a un "suicidio" - resistirse al requisito del servicio militar del Estado. Cuando el gobierno de EE.UU., una vez ya en guerra, legalizó la posición no combatitente, los líderes describieron, entonces, a la Iglesia Adventista como “unánimamente” en contra del espíritu y práctica de la guerra.

Knight argumentó, sin embargo, que a lo largo de su historia, la iglesia tendió hacia posiciones que permiten a los miembros participar en la guerra de manera parcial. La declaración de 1864 refleja la facilidad/comodidad que había en ese momento y bajo ese gobierno norteamericano para defender una posición no combatiente. Pero bajo presión desde entonces, a menudo esta posición se ha visto comprometida. Al final, la denominación se acercó a la aceptación generalizada de una versión de la no beligerancia , que permite el uso del uniforme y fomenta formas no letales de cumplir con las obligaciones exigidas por los gobiernos nacionales.

La historia, desde Vietnam, se ha vuelto hacia el nacionalismo irreflexivo. Ahora, sobre todo en Estados Unidos, los adventistas han prácticamente olvidado su propia historia. En ausencia de un reclutamiento obligatorio, los voluntarios se unen de forma rutinaria al ejército, y a menudo se eso se celebra, incluso durante los servicios de adoración. En Corea del Sur, la capacitación para el uso de las armas en el ejército se produce incluso en la educación superior adventista. Knight llegó a la conclusión, con pesar, de que los adventistas ahora han "perdido lo que había sido realmente un aspecto importante de su herencia cristiana."

Este congreso está organizado concretamente por el Instituto de Estudios Adventistas, de la universidad adventista de Friedensau. El Instituto de Estudios Adventistas fue fundado en 2010 con el objetivo de estudiar la historia y la teología adventista. Sus dos proyectos actuales son el ya mencionado simposio académico y una investigación sobre las relaciones intereclesiásticas de la organización adventista. En este instituto trabajan el Dr. Rolf Pöhler, director de dicho centro y profesor de Teología Sistemática; el Dr. Daniel Heinz, director de los Archivos Históricos de la Iglesia Adventista, el Dr. Johannes Hartlapp, conferenciante sobre Historia de la Iglesia, historia adventista y ecumenismo; y Stefan Höschele, conferenciante sobre Teología Sistemática y Estudios dela Misión.

Con aproximadamente 16 ponencias todavía por presentar, la conversación promete ser enriquecedora. SPECTRUM, gracias al soporte de los lectores, ha podido enviar a varios reporteros que irán informando puntualmente durante estos días. En CAFÉ HISPANO los publicaremos en castellano tan pronto como podamos.

Finalmente, queremos informar que la Unión Adventista de Alemania ha emitido un comunicado en el que pide perdón porque los dirigentes adventistas alemanes pidieron a la grey que tomara las armas y luchara, también en sábado si fuera necesario, durante la Gran Guerra. El comunicado está en inglés por el momento. Esperaremos a que el servicio de noticias adventista oficial lo traduzca al castellano para reproducirlo en su integridad. Si pasado un tiempo prudencial la institución adventista no lo traduce, CAFÉ HISPANO lo hará.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/5992