Guinea Ecuatorial deporta al presidente de la misión adventista


(system) #1

El pastor adventista español y presidente de la misión adventista en Guinea Ecuatorial, Manuel García Cáceres, fue expulsado recientemente de dicho país después de haber sido acusado de intentar atentar contra la seguridad nacional. Su mujer y su hija siguen allí a la espera de poder reunirse de nuevo con el pastor García, ya sea en España o en otro país.

La expulsión del pastor García fue muy rápida. El martes 21 de mayo cerca de las tres de la tarde hora local, el secretario general de la misión, el pastor Filiberto Bugo Isuka, comunicó por teléfono al pastor García que su presencia era requerida en la oficina de la Dirección de Culto, dependiente del Ministerio de Justicia.

Una vez allí, el pastor García fue acusado de poseer un aparato con el que informaba al exterior vía satélite sobre la situación del país. Argumentando que el supuesto aparato era indetectable para el servicio de seguridad del país, calificaron al pastor García de peligro para la seguridad nacional.

Dichas acusaciones estaban fundamentadas inicialmente en el testimonio de varias personas. Según el pastor García, las autoridades registraron su casa y despacho y el único objeto que encontraron de interés fue un emisor de radio que todavía no había sido desempaquetado desde su llegada y que había sido enviado por la iglesia adventista española de Villajoyosa.

Según el pastor García y una radio local del país africano, el emisor de radio había sido correctamente declarado ante las autoridades correspondientes de Guinea Ecuatorial. Aún así, dicho emisor sirvió para fundamentar la acusación de que el pastor García informaba al extranjero sobre la situación del país de manera clandestina.

Esa misma tarde le tomaron declaración en la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN), le retiraron el pasaporte y lo mandaron de vuelta a casa.

Siempre según el pastor García, en la mañana del miércoles 22, se le volvió a pedir que se presentara en la DGSN. La misión adventista tuvo que pagar entonces una multa de un millón de francos centro africanos (CFA Franc), cerca de dos mil dólares norteamericanos, y el pastor García fue encarcelado.

Al día siguiente, el embajador de España comunicó al pastor García que los cargos que pesaban contra él eran tan graves que no se podía hacer nada. También le dijo que lo iban a deportar a España y que dadas las circunstancias, era lo mejor que le podía pasar. A las 7.30pm de ese mismo día el pastor García fue llevado al aeropuerto y desde allí abandonó Guinea Ecuatorial. Hacía poco más de un año que había sido enviado como misionero al país africano.

El pastor García ha enviado la siguiente declaración a SPECTRUM-CAFÉ HISPANO vía correo electrónico: “Las autoridades de Guinea Ecuatorial no tienen nada que ver con lo sucedido, excepto que han sido utilizadas por quien o quienes le han acusado falsamente para quitarlo de en medio y expulsarlo de Guinea.”

Según la organización no gubernamental norteamericana Freedom House, Guinea Ecuatorial es uno de los países del mundo con menos libertades políticas y civiles.

--

Foto encontrada en esta página web.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/5304