“Hablando con una diseñadora de vestuario sobre el telar del cielo”


(system) #1

(Traducido por Carlos enrique Espinosa)

En la portada de la Guía de Estudio de la Biblia de este trimestre, Cristo aparece como un sastre sosteniendo un abrigo para un hombre que está deslizando sus brazos en las mangas. “Las vestimentas de la Gracia: Imaginería de ropajes en la Biblia”, reza el título. ¿Es la vestimenta de la gracia realmente algo que se puede poner o sacar con facilidad?, me pregunté. ¿Qué podría decir una diseñadora de ropa sobre el tema que estamos profundizando en este trimestre? Mi amiga Laura Lamar hace trajes de época para producciones del Renacimiento en su iglesia, y recreaciones para el Viejo Oeste. Decidí tener una conversación con ella acerca de la imaginería de ropa en la Biblia.

¿Qué tiene en cuenta cuando piensa en un traje? ¿Un traje necesita una historia de fondo?

Sí, y mucho. Para los trajes del Renacimiento, diseñamos para un personaje específico de la historia, o para un personaje de ficción de nuestro guión. El año pasado, Sir Francis Drake aparecía en una de nuestras presentaciones, así que busqué retratos de él y basé su traje en una imagen que me gustó especialmente, usando retazos de pieles y cadenas, modificando el ala de un sombrero de fieltro para que coincidiera con el suyo, seleccionando joyas de nuestra utilería, y así sucesivamente.

Para los caracteres occidentales, mi marido Max, que es un aficionado a la historia, investiga la época histórica y crea un personaje con una completa historia de fondo. Un año puede ser un comerciante de ganado de Westport (antiguamente Kansas City) con una levita, un sombrero fino, chaleco de brocado con un reloj con cadena, y otra vez puede ser un buscador con un viejo sombrero gastado, ropa raída y tirantes [suspensores o tiradores].

¿De qué manera las prendas representan el carácter?

De una manera obvia: al mostrar la clase, el estado, la riqueza de los personajes de clase alta en brocados y encajes y joyas, o la pobreza de las doncellas de la servidumbre con faldas parchadas y retazos de prendas mal juntadas, o el orgullo y la fuerza de los guardias con sus túnicas y armamento.

Una vez escuché a la novelista Margaret Atwood describir parte de su investigación para un libro de ficción histórica. Le pidió a unacosturera que le hiciera un traje completo de la época, hasta la ropa interior. Su chiste era que para entender a un personaje tienes que tener la ropa interior adecuada.

Ella tiene razón. La ropa interior es la base para un traje. Usted se mueve de manera diferente en un vestido con falda larga o con uno de lazos ajustados. El uso de las ropas de un personaje le ayuda a uno a entender y hasta llegar a ser esa persona.

¿Alguna vez ha hecho trajes de personajes bíblicos?

Max usó un gran manto de algodón a rayas que parecía muy Nazareno, llevaba sandalias de cuero, pero no me acuerdo si fue un personaje real o sólo vagamente bíblico.

Cuando Ud. lee una historia bíblica que incluye la descripción de la ropa, ¿cómo afecta la vestimenta a su comprensión de la historia? Por ejemplo, ¿qué le sugiere el texto de Gálatas en que Pablo les dice a sus lectores que ser bautizados es ponerse la ropa de Cristo?

Si la ropa hace al hombre, entonces llevar la ropa de Cristo nos hace nuevas personas, semejantes Cristo. ¡Sólo la idea de la ropa de Cristo me da escalofríos! No es que podrían ser visualmente majestuosas o con detalles elaborados, pero seguramente estarían infundidas con un color espiritual y gloria ... ¡tal vez sería como usar lirios! ¡No podríamos dejar de sentirnos renovados, maravillosos, y amados, en sintonía con toda la creación!

¿Cómo describiría una prenda de la gracia?

Una prenda de la gracia debe ser alegre, cómoda, especial, y sin embargo tan perfecta para usted que se vuelva invisible y le permita brillar. No debería hacer que los que le rodean se sintieran incómodos. Y una vez que se la ponga, debería convertirse en su piel, y usted debería olvidarse de ella. Podría ser elegante, o simplemente un trapo; tiene más que ver con su actitud, y con cómo Ud. la lleva, para que le dé a la prenda y a Ud. la gracia.

Usted ha dicho que la idea de las prendas de Cristo le dio escalofríos. ¿Qué significa para usted ponerse el manto de Cristo?

Ponerse el manto de Cristo le causaría a uno escozor en la piel, que llegaría hasta la médula. Haría como un agujero lleno de poder a través de uno, en el buen sentido. Si tan sólo tocar la orla de su vestido podía sanar, ¿qué efecto causaría ponerse su manto completamente?

Ciertamente, el manto de Cristo cambia nuestro carácter. En Él, somos nuevas criaturas y, en Él, tenemos la ropa para movernos por la vida con más gracia. Nuestra historia de pecado ya no es la que nos da forma. Cristo ha diseñado ropa nueva para nosotros –hasta la ropa interior. En él nos movemos y tenemos nuestro ser. En él, podemos hacer todas las cosas.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/3084