Iglesias contra la corrupci��n


(system) #1

Seg��n informa Protestante Digital (2 de octubre de 2013), a lo largo de este a��os organizaciones e iglesias cristianas han participado en la campa��a Exposed2013, que concluy�� la semana del 14 al 20 de octubre con una serie de actos p��blicos en todo el mundo para concienciar de los peligros de la corrupci��n y el coste que tiene para la humanidad. Dion Forster, presidente y organizador de esta campa��a, la presenta as��:

���Nos encantar��a contar con su contribuci��n para hacer brillar la luz de Dios y as�� poder detener el robo de miles de millones de d��lares que debieran destinarse a dar empleo, a dar educaci��n de nuestros hijos y a la creaci��n de oportunidades para todos, para que as�� podamos ser las personas que Dios quiere que seamos���.

���Es hora de que los cristianos y cristianas tomemos medidas. Se puede alcanzar un impacto mundial empezando con nuestro propio coraz��n y con nuestra conducta, y haciendo que nuestra iglesia se involucre y adopte medidas al m��s alto nivel���, proponen desde esta plataforma.

Al Descubierto-Exposed es en definitiva���un llamado mundial a la acci��n contra la corrupci��n; es decir, contra la codicia, los acuerdos secretos y el abuso de poder en la esfera p��blica, y que afecta a los m��s pobres���.

La campa��a se anuncia en la web www.exposed2013.com, donde se habilit�� un espacio para registrar las vigilias de oraci��n que se han celebrado como culminaci��n de la campa��a. El mapamundi en el que aparecen indica que en Espa��a s��lo se convocaron dos (ambas por parte de una misma persona), lo cual indica la poca repercusi��n que ha tenido la campa��a, seguramente debido a una insuficiente difusi��n (Protestante Digital, medio de gran alcance, la dio a conocer con un a��o de antelaci��n, pero hasta unos d��as antes del 14 de octubre no volvi�� a tratar el asunto; las iglesias ya no habr��an tenido tiempo para programar su participaci��n).

Es por tanto demasiado tarde para organizar una vigilia, pero la citada p��gina tambi��n incluye la posibilidad de recoger firmas contra la corrupci��n para entregarlas al G-20 en su pr��xima reuni��n, y ofrece unos materiales de trabajo y reflexi��n muy interesantes: unas orientaciones para evitar la corrupci��n, una gu��a para l��deres empresariales, unos estudios b��blicos sobre el tema, una tarjeta de compromiso, un breve v��deo���

Seg��n Protestante Digital, ���Exposed no es s��lo un llamado a entidades, empresas, gobiernos y organizaciones: tambi��n quiere hacer un desaf��o personal.��� ���La acci��n personal es vital. No podemos contar con que alguien m��s resolver�� estos asuntos. Haz el compromiso con Dios de actuar ��ticamente���. La tarjeta de compromiso personal dice: ���Quiero tomar en serio los est��ndares de Dios para una vida ��tica y quiero decir ���no��� a toda pr��ctica corrupta dentro de mi comunidad���.

Considero que como adventistas esta campa��a nos apela en varios sentidos:

1. Al igual que la iniciativa evang��lica Stop the Traffik, contra el tr��fico y la explotaci��n de las personas, Exposed es un ejemplo de implicaci��n sociopol��tica pr��ctica, del estilo de las que suger��a el art��culo La iglesia ante las cuestiones sociopol��ticas. Como iglesia, podemos estar pendientes de la p��gina web de Exposed para participar en otras posibles acciones.

2. Los materiales de trabajo que ofrecen podr��an ser una buena base para tratar este asunto en las iglesias (programas de escuela sab��tica, sermones, reuniones espec��ficas, art��culos en medios denominacionales���). ��Cu��ndo es la ��ltima vez, si es que la hubo, en que escuchaste hablar sobre la corrupci��n?

3. Socialmente, se entienden por corrupci��n los actos indignos relacionados con el dinero. En contextos religiosos, el concepto se asocia a la perdici��n moral de la persona que no ha aceptado a Dios en su vida; se tiende por tanto a hablar de ella de una forma gen��rica, o si acaso ejemplific��ndola con pecados relacionados con las debilidades humanas y los vicios que nos apartan de Dios. Pero, sin desechar estos aspectos de la corrupci��n, una aut��ntica concepci��n b��blica debe contemplarla en su dimensi��n total, que incluye la integridad ante el Se��or y ante nuestros semejantes, fundamentada en la fe en un Dios que me propone unos principios inamovibles y a la vez me ofrece su poder para vivir de acuerdo con ellos. Ello permitir��a superar algunas ideas que en ocasiones se pueden escuchar entre nosotros: ���Yo soy fiel a Dios, pero en cuestiones de negocios vivimos en un mundo que funciona como funciona, y si pretendieras ser honrado en cada detalle, no podr��as hacer nada���.

4. La campa��a invita a desechar ���toda pr��ctica corrupta dentro de mi comunidad���. Y nuestra iglesia es tambi��n nuestra comunidad. Y en nuestra iglesia tambi��n hay corrupci��n, no s��lo en cuanto a los pecados o vicios personales de los miembros, sino tambi��n en la organizaci��n; y la corrupci��n no s��lo una cuesti��n econ��mica, sino que en ella deben incluirse las irregularidades, las arbitrariedades, la desastrosa gesti��n de los recursos humanos, el incumplimiento de normas ��ticas b��sicas o de las propias reglas denominacionales... A veces se justifican ciertas pr��cticas apelando al contexto socioecon��mico o a herencias del pasado. Lo m��s frecuente, sin embargo, es negarlas o tratar de taparlas. La corrupci��n se convierte en uno m��s de ciertos temas tab��: esos asuntos que se cree que por mencionarlos la iglesia sale da��ada (��cu��ntas veces hemos o��do lo siguiente? ���Mejor no mencionar eso, imag��nate el da��o que puede hacer a las personas que acaban de conocer la iglesia, o a la pobre abuelita que siempre ha cre��do que la iglesia es perfecta���). Cuando lo cierto es que la ��nica forma de combatir la corrupci��n, como cualquier otro pecado, es afront��ndola (es decir, con transparencia).

5. Participar en este tipo de campa��as apela a nuestra propia regeneraci��n. ��Podr��amos orar por los dirigentes pol��ticos, denunciar la corrupci��n y promover las pr��cticas limpias, acordes con los principios cristianos, y a la vez hacer la vista gorda ante la corrupci��n o la injusticia en nuestra iglesia?

6. Gracias a Dios, ya hay hermanos que est��n trabajando para combatir la corrupci��n institucional en la Iglesia Adventista. Por ejemplo, est�� la iniciativa Members for Church Accountability (���Miembros a favor de la Rendici��n de Cuentas en la Iglesia���), que con esp��ritu constructivo expone los graves errores cometidos, especialmente en el ��mbito de las finanzas, pues s��lo conociendo la historia se puede evitar repetirla. Su objetivo es que ���los miembros de iglesia, los pastores y los administradores interioricen las lecciones que ense��an���. La web incluye algunos textos breves (p. ej., este o este otro) que exponen los principios cristianos sobre la transparencia y rendici��n de cuentas, textos que convendr��a traducir al espa��ol (desde aqu�� invito a que alguien se anime a ello).

7. Iglesias contra la corrupci��n, s��; pero tambi��n contra la corrupci��n en las iglesias. Dijo Jes��s: ���Todo lo que hab��is dicho en tinieblas, a la luz se oir��; y lo que hab��is hablado al o��do en los aposentos, se proclamar�� en las azoteas��� (Lucas 12: 3).


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/5628