“La adoración en el libro del Apocalipsis”


(system) #1

(Traducido por Carlos Enrique Espinosa)

“El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y que el que oye, diga: Ven. Y que el que tiene sed, venga; y todo el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”... (Apocalipsis 22: 17).

La boda de mi hija Brittany, en junio de 2010, fue una experiencia increíble. Como la mayoría de las mujeres lo han hecho, Brittany había estado haciendo planes y pensando en ese día durante una buena parte de su vida. A través de los años ella imaginaba el vestido, la ceremonia, la comida en la recepción y –sobre todo— el hombre que estaría de pie a su lado en ese día especial.

Curiosamente, algunas de las cosas que había soñado sobre su boda ocurrieron en la realidad tal como lo había anticipado. También es interesante el hecho de que hubo sorpresas inesperadas que nunca podría haber previsto. Independientemente de estas cosas, llegó el día, y fue glorioso más allá de nuestra imaginación.

En el caso de la boda de mi hija, había muchas ideas preconcebidas de lo que sucedería, cómo transcurriría el día, y varios detalles del evento. Pero una cosa siempre fue segura –el novio estaría allí. Sin embargo, mientras Brittany estaba de novia con Josh (su marido) su conocimiento de él nunca podría haber sido completo, hasta que se unieron como marido y mujer.

La iglesia es la novia de Cristo –los que hemos esperado con gran expectación la consumación de nuestra relación con el Salvador. Hemos esperado con gran entusiasmo el momento cuando Cristo venga para llevarnos a casa –la ceremonia de la boda. Estoy segura de que hay expectativas que se cumplirán, y seguramente serán superadas. También estoy segura de que ese día habrá muchas sorpresas. Después de todo, ¿quién puede comprender la plenitud de Dios y la totalidad de sus planes?

En una visión amplia del libro del Apocalipsis, creo que al final el tema principal es la adoración. La verdadera adoración frente a la falsa adoración. La adoración de Cristo frente a la adoración de nosotros mismos. Hay un montón de imágenes y mucha poesía. Muchos han tratado de descifrar las profecías con el fin de entender los acontecimientos del tiempo del fin. Aunque eso es intrigante y desafiante, sería una lástima perderse lo que, en mi opinión, es el mensaje más grande de este libro: Jesús es nuestro Creador, nuestro Redentor, y el único digno de nuestra adoración. Así como los detalles de la boda de Brittany no significarían nada sin la relación entre ella y Josh, el estudio de las profecías y los eventos del tiempo del fin no significan nada si nuestra atención se desvía del verdadero mensaje del libro –la revelación de Jesucristo.

Leí recientemente un artículo que señalaba que el libro de Apocalipsis es, de hecho, la revelación de Jesucristo –no las revelaciones de Jesús. Esta es una diferencia enorme en la comprensión del propósito de este libro. "Las revelaciones de Jesús" (plural) sugiere que el libro está lleno de cosas que necesitamos saber –información importante, hechos, o “verdades”. "La revelación de Jesús", por otro lado, indica claramente que el propósito de los escritos apocalípticos esrevelar plenamente al Único que necesitamos conocer: la persona / Dios / Salvador que es Jesús. Final de la frase.

Si esto es cierto –y creo que lo es— el cómo podemos entender las referencias a la adoración en el Apocalipsis tiene que ver con la claridad con la que vemos a nuestro Salvador, y con el problema de si estamos adorándolo a él realmente o a alguien/algo diferente.

Mucho se ha escrito y discutido sobre el tema de la verdadera adoración frente a las falsas formas que existen en el mundo de hoy. El concepto de auténtica adoración se ha enturbiado en nuestras batallas sobre los estilos de culto y nuestras preferencias con respecto a ellos. El Apocalipsis va mucho más allá detodo eso. Deja de lado los pequeños detalles de nuestras disputas y nos confronta con la verdadera cuestión. No se trata de cómo estamos llevando a cabo la adoración, sino a quién estamos adorando.

Creo que nuestro Dios es un Dios celoso. Su amor es para su esposa, y su expectativa es que el amor de su esposa sea real y completamente para él. El tema de la adoración en el Apocalipsis es que el pueblo de Dios esté total y absolutamente comprometido con Él, y sólo con Él. No se puede adorar a Jesús . . . y; o a Jesús . . . pero. Hay que adorar a Jesús solamente. Tenemos que dejar todo lo demás atrás. Esto no es un culto cómodo o complaciente. Esto es un culto peligroso –es peligroso porque no puede dejar de sacudir a nuestro mundo y alterar lo que es normal en nuestras vidas.

“La adoración designa lo más importante: la manera como los seres humanos somos creados para reflejar la gloria de Dios al encarnar el carácter de Dios en vidas que buscan lo recto y tratan de hacer justicia. Una adoracióntan completa redefine todo lo que llamamos normal. La adoraciónresulta ser el acto peligroso de despertar para Dios, despertar con los propósitos de Dios en el mundo, y luego vivir una vida que en realidad lo demuestre”.

“Si estamos dedicados a proteger a quienes somos y lo que somos ahora, entonces nuestra mayor necesidad y mayor peligro se hallarán en el encuentro con Dios. Por supuesto, esto también es nuestra única esperanza. Este es el llamado a despertar que tal vez no queramos, pero es lo único que nos lleva a una nueva vida. Convertirnos en nuevas personas nos complicará la vida. Ya sea en el poder de la tempestad o en la pequeña voz del Espíritu, el encuentro con Dios no es un incidente pequeño” El peligroso acto de adoración— Mark Labberton.

Creo que necesitamos practicar este tipo de adoración ahora mismo. La adoración al estilo del Apocalipsis es adorar con la idea de que la adoración es lo único que nos queda. Es lo que nos da vida y aliento, esperanza y alegría. Es adorar a nuestro Salvador en la desesperación, anhelando su gracia, misericordia y paz. Es dejar de lado todo lo que nos haya atado en el pasado, y enamorarnos profunda y perdidamente de Aquel que redime y salva. Es completa vulnerabilidad, la exposición cruda de nosotros mismos, con la seguridad inquebrantable de que la justicia de Cristo es lo único que puede cubrirnos y hacernos completos.

Tami Cinquemani Directora de adoración, Iglesia del Hospital de Florida.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/3418