La Asociación General aprueba directrices para responder a las prácticas sexuales alternativas


(system) #1

El Comité Ejecutivo de la Asociación General (AG) de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se ha reunido el martes y el miércoles de esta semana para celebrar la reunión de dirigentes que tiene lugar cada dos años.

Según informaba SPECTRUM el pasado martes 8 de abril, uno de los puntos de agenda era una propuesta de guía elaborada para responder a las cambiantes actitudes culturales respecto a la homosexualidad y otras prácticas sexuales alternativas.

Esta guía consiste en un documento de siete páginas y tres mil palabras que incluye una sección bajo el título “La libertad moral y religiosa de la iglesia”. Dice así:

“La Iglesia Adventista del Séptimo Día animará a todas sus congregaciones, empleados, líderes ministeriales, organizaciones y entidades para a sostener las enseñanzas de la iglesia y las prácticas basadas en la fe en miembros de la Iglesia, el empleo, la educación, y las ceremonias de matrimonio, incluyendo el oficiar bodas. Estas enseñanzas y prácticas basadas en la fe, edificadas sobre instrucciones de la Biblia acerca de la sexualidad humana, son igualmente aplicables a las relaciones heterosexuales y homosexuales. Es incompatible con la comprensión que tiene la iglesia de las enseñanzas bíblicas, el admitir o mantener como miembros de iglesia a las personas que practican conductas sexuales incompatibles con las enseñanzas bíblicas. Tampoco es aceptable que los pastores o las iglesias adventistas proporcionen servicios de boda o simplemente sus instalaciones para las parejas del mismo sexo."

Dentro de la denominación adventista, las decisiones sobre la membresía de la iglesia están a cargo de la congregación local. Por lo tanto, el documento que se consideró contiene "directrices", y describe su propósito de ofrecer consejo a los individuos, a los líderes y a las instituciones de la iglesia dada "la creciente brecha entre las promulgaciones de algunos gobiernos civiles y las creencias de la Iglesia Adventista del Séptimo Día sobre comportamientos sexuales aceptables.” Curiosamente, a diferencia de otros documentos en el orden del día, este documento no tiene antecedentes de la revisión del comité.

En marzo, la iglesia reunió a sus líderes en Sudáfrica, donde 350 representantes de la iglesia pasaron cuatro días escuchando presentaciones y discutiendo las implicaciones para la iglesia y sus instituciones de las prácticas sexuales alternativas. Ninguna declaración o directrices se presentaron a los delegados en ese momento y lugar.

Este punto de agenda se trató finalmente el miércoles y fue aprobado, según informó en SPECTRUM Mitchell Tyner, un exconsejero asociado de la AG de la Iglesia Adventista retirado en 2006.

Tyler informó de que el trabajo que terminó en la aprobación del documento “Directrices para los Adventistas del Séptimo Día en respuesta a la práctica de la homosexualidad y de sexualidades alternativas” (GC Document 125-14G, versión 4 de abril de 2014) empezó poco después de la última Asamblea General de la Iglesia Adventista celebrada en julio de 2010.

Un número de presidentes de División y otros expresaron cierta preocupación por la respuesta que debería dar la iglesia ante cambios culturales como el rápido crecimiento de la aceptación de la homosexualidad como algo normal y la consecuente aceptación del matrimonio homosexual como derecho civil.

Siguiendo las buenas prácticas adventistas, se eligió un comité y eventualmente un subcomité encargado de preparar uno o más documentos para ser entregados al comité ejecutivo.

El documento aprobado el pasado 9 de abril se presentó primero en el Concilio Anual de 2012, se mandó a revisar y finalmente ha sido adoptado.

Al presentar este documento, Ted Wilson deliberadamente comentó, "esto no es normativa, sólo directrices." Pardon Mwansa, el encargado de presentar un resumen del documento, señaló que el documento es congruente con "el gran trabajo realizado en Ciudad del Cabo." Eckhart Mueller, uno de los autores del documento, a continuación, observó que la preocupación central del documento son los derechos de la iglesia. Bill Knott, también autor, añadió que el documento había estado en preparación durante 18 meses, y está destinado sobre todo al liderazgo y en segundo lugar a la iglesia en general. Como no hubo preguntas de los asistentes, se procedió a votar y el documento fue aprobado por votación oral sin oposición. Toda la discusión tomó 19 minutos.

Para Tyler, algunas preguntas quedan sin respuesta. ¿Por qué el documento aparece sin las notas de cabecera habituales que indican el origen del documento, su ruta a través de diversos comités, a quién le fue asignado para su presentación y así sucesivamente? Varios miembros bien posicionados y por lo general bien informadas del grupo no pudieron respuesta alguna. ¿Por qué el documento fue sacado a la palestra sólo 20 minutos antes de la hora programada para terminar, cuando sólo unos 80 de los más de 200 miembros estaban todavía presentes?


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/5921