La Asociación General y la División Norteamericana discrepan sobre el reciente nombramiento histórico de la primera presidenta de Asociación


(system) #1

Tal y como ya informó el servicio oficial de noticias de la iglesia adventista de España, citando a la revista oficial de noticias de la iglesia adventista de Australia Record, la pastora Sandra Roberts fue elegida recientemente por 72 votos a favor y 28 en contra como presidenta de a Asociación del Sureste de California (SECC por sus siglas en inglés). Esto la convierte en la primera mujer nombrada presidenta de una Asociación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día por primera vez en los 150 años de historia de la denominación.

Esta noticia fue publicada por dichas agencias oficiales adventistas un día después de que SPECTRUM informara ampliamente sobre los hechos acaecidos durante la primera jornada de la asamblea de delegados que la SECC celebra una vez cada cinco años.

Tanto SPECTRUM como Record dieron cuenta del mensaje que envió el presidente de la Asociación General (AC), Ted Wilson, a los delegados de la SECC. El servicio oficial adventista de noticias en España, sin embargo, no dijo nada al respecto. A favor de este último hay que decir que es probablemente el único medio adventista oficial en castellano que informa del nombramiento de Roberts.

Según Record, Wilson pidió que no se nombrara a una mujer presidente y que si se daba el caso, esta no sería reconocida por la AC. SPECTRUM informó que Wilson envió un mensaje en el que advertía de que nombrar a una mujer presidente pondría a la SECC en contra de la AC y de que ser así, esta no sería reconocida por la AC y por lo tanto, no tendría asiento ni voto en las reuniones de fin de año que pronto tendrán lugar en Silver Spring, Maryland, Estados Unidos, donde la AC tiene sus oficinas. Al escuchar dicho mensaje, se produjo un fuerte murmullo en la sala.

Ya aprobado el nombramiento de Roberts como presidenta de la SECC, ayer [31 de octubre] la AC emitió un comunicado en respuesta a dicha acción. Titulado “Avanzando juntos”, de momento solo en inglés y firmado por los ejecutivos de la AC, dicho documento afirma que “la Iglesia Adventista ha sido llamada por Dios para proclamar con urgencia durante el tiempo del fin el amor de Dios y el mensaje de los últimos días al mundo.” Continúa diciendo que “La Iglesia Adventista no está organizada como una colección de unidades independientes.” Más adelante se lee: “El Working Policy (Normas de trabajo), que no deja de ser un registro de nuestros acuerdos sobre cómo vamos a trabajar juntos para llevar a cabo la misión del Señor, sirve como uno de los agentes unificadores que el Espíritu Santo usa para mantener unida a la iglesia. La normativa no es inflexible. Puede cambiarse pero refleja la comprensión de un grupo colectivo [sic], dirigido por el Espíritu Santo. Cuando convicciones personales se ponen por delante de las decisiones sobre normativa tomadas colectivamente por la iglesia mundial, se sientan precedentes problemáticos.”

El comunicado, que es bastante extenso, prosigue así en el siguiente párrafo: “Preocupa profundamente al liderazgo mundial de la iglesia que recientemente una asamblea de delegados de una asociación haya elegido como presidente de una asociación a un individuo que no está reconocido por la iglesia como ordenado al ministerio. La ordenación al ministerio es uno de los requisitos para ser presidente de asociación. La AC está trabajando con la División Norteamericana analizando las implicaciones de esta acción, contraria al acuerdo tomado en el Concilio Anual de 2012”.

El comunicado continúa explicando que la iglesia mundial, mediante una comisión, está estudiando la ordenación y “el papel de la mujer en relación a al ordenación al ministerio”. Y cierra haciendo referencia de nuevo a la misión de la iglesia.

Ayer, 31 de octubre, los hechos volvieron a imponerse. Según informa SPECTRUM, durante la ceremonia de apertura del encuentro de fin de año de la División Norteamericana (DN), la pastora Roberts fue reconocida y bienvenida. El presidente de la DN, Daniel R. Jackson, dio la bienvenida a las visitas, incluyendo al presidente de la AC, Ted Wilson. Acto seguido y después de cumplir con las formalidades propias del inicio de la reunión, Jackson invitó a los nuevos miembros, (tres nuevos presidentes de asociación) a ponerse de pie. Todos ellos recibieron un aplauso. El aplauso que se llevó Roberts fue largo y sostenido.

Durante la misma reunión, el secretario de la DN, Alexander Bryant, explicó que los líderes de la DN daban la bienvenida a la participación completa de Roberts en el Comité Ejecutivo porque ella ha sido “debidamente elegida” por una entidad adventista. Pocos minutos después, el mismo Ricardo Graham, presidente de la Unión del Pacífico, que había transmitido la advertencia de Wilson en contra del nombramiento de Roberts la semana pasada durante la reunión de delegados de la SECC, afirmó que dicha asociación había puesto en la presidencia a “la persona mejor cualificada”. Graham también dijo que el nombramiento de Roberts cumplía con la regulación de la SECC pero que dicha normativa está sometida a una autoridad más alta y que por tanto, debe revisarse periódicamente.

La Dra. Roberts fue ordenada al ministerio siguiendo las reglas de la SECC pero como la normativa de la iglesia mundial no acepta la ordenación de mujeres, la iglesia mundial no reconoce su ordenación.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/5610