La esfera pública y los cristianos


(system) #1

Los cristianos en la esfera pública es el título de la conferencia que hoy ha abierto el Dr. Joel Hunter en Orlando, Florida. Miembro de la Alianza Mundial Evangélica, de la Asociación Nacional de Evangélicos de Estados Unidos y representante de Estados Unidos en el Foro Mundial Islámico, Hunter trabaja por el diálogo entre musulmanes y cristianos. Además, está considerado como uno de los 15 religiosos defensores del medioambiente más importantes del mundo.

¿Por qué es importante que los cristianos salgan de su espacio de confort y se mezclen con el mundo que les rodea? He aquí un listado de las ideas que me han parecido más relevantes:

Demencia. El “diccionario Hunter” la define de la siguiente forma: escuchar las voces que sentimos dentro de nosotros y pensar que provienen del exterior, cuando en realidad no es así y no sabemos que en realidad no es así. A veces, los cristianos estamos tan a gusto en nuestro círculo de confort (amigos cristianos) que perdemos contacto con el mundo exterior. La mayoría de las veces, los cristianos nos escuchamos entre nosotros y pensamos que estamos en contacto con el mundo…

Los cristianos estamos diseñados para compartir nuestra fe, para estar en contacto con gente diferente. Dios quiere que crezcamos con la diferencia y el ejemplo más claro es el matrimonio, donde dos seres diferentes crecen juntos. Así pues, la esfera pública es algo que, según Hunter, Dios ha creado para que los cristianos aprendamos de todos.

Los cristianos deben ser activistas sociales: si los cristianos detectamos estructuras sociales que oprimen a sectores de la población, ¿no deberíamos hablar con el gobierno?

Hunter considera que Dios creó tres instituciones: 1- La familia. (Estoy de acuerdo) 2- La iglesia. (También estoy de acuerdo) 3- El gobierno (Esto resulta totalmente nuevo para mí, ¿hay que ser americano para creer algo así? Si Dios creó el gobierno, ¿por qué hay que separar el Estado de la Iglesia? ¿Qué versículos o pasajes bíblicos pueden justificar tal afirmación?) Hunter dice que el gobierno no es “la respuesta” –supongo que con esta matización ha querido poner el gobierno por debajo de la familia y la iglesia–, pues eso, que no es “la respuesta” pero que tampoco es el enemigo.

La idea de que el gobierno no es un enemigo de la iglesia me parece buena para meditar y repensar cómo vemos desde la iglesia la política y sus instituciones.

Mañana, si se puede, más. Saludos desde Orlando.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/1004