La implicación política de algunos adventistas en las recientes elecciones norteamericanas


(system) #1

El adventista del Séptimo Día Roscoe Bartlett, durante mucho tiempo diputado Republicano en representación del norte y del oeste rural de Maryland perdió ante su rival demócrata el mismo martes en que Obama fue reelegido presidente.

Graduado en Columbia Union College y profesor asistente en la Facultad de Medicina de Loma Linda University, Bartlett (en la foto) sirvió en el Congreso desde 1993. Barlett se había ido asociando cada vez más con una ideología que en inglés se llama “survivalist” y que en castellano se puede traducir como “ideología de supervivencia”. Esta ideología pone un gran énfasis en la preparación de uno para un próximo cataclismo mediante el aprendizaje de técnicas de supervivencia y el almacenamiento de comida. Las catástrofes pueden ser naturales o socio-políticas.

Barlett también cometió algunos errores durante la campaña, como decir que los préstamos estudiantiles ofrecidos por el Gobierno de EE.UU. no son constitucionales y por tanto, si se ignora la Constitución para hacer algo bueno, también se podría para hacer algo malo y una vez se entra en una espiral negativa, se podría llegar a otro holocausto, según informó el Washington Post. La oficina de campaña de Barlett se disculpó por dicho comentario mediante un comunicado.

La derrota de Barlett reduce a la mitad el número de adventistas del Séptimo Día en la Cámara de Representantes de EE.UU., dejando sola a Sheila Jackson Lee, demócrata que sirve en el Distrito 18 en Houston, Texas. Jackson Lee suele ganar con el 70% de los votos.

Durante las pasadas elecciones norteamericanas, también se llevaron a cabo diferentes referendos políticos en distintos estados en los que algunos adventistas estuvieron activamente implicados.

Un ejemplo es el caso del estado de Maryland, donde está la sede de la Asociación General. Allí, los líderes adventistas se unieron a los activistas de la Derecha Religiosa para oponerse al matrimonio homosexual. Aún así, la iniciativa fue aprobada.

La Revista Adventista de la Unión de Columbia, que cubre el estado de Maryland, informó el pasado mes de octubre acerca de los esfuerzos de los líderes adventistas en contra de la aprobación del matrimonio homosexual. Parte de ese artículo recogía las siguientes palabras de Nicholas Miller, director del Instituto Internacional de Libertad Religiosa establecido en Andrews University:

"En los últimos días, los cristianos tienen que estar preparados para defenderse contra las leyes que contradicen la voluntad de Dios".

Esta actitud contrasta con la pasividad que la institución adventista demostró ante la ley antiinmigración que aprobó el estado de Arizona en 2010, la ley más dura jamás aprobada en EE.UU. y que fue llevada a los tribunales por el gobierno de Obama. A pesar de que las consecuencias de dicha ley se fueran a sentir principalmente entre los inmigrantes latinos, la principal fuente de crecimiento de la iglesia adventista en EE.UU., y a pesar de que varios pastores y líderes adventistas pidieron a la institución adventista que se posicionara públicamente en contra de dicha ley, al igual que hicieron otras instituciones eclesiásticas, la institución adventista se mantuvo al margen aduciendo que la iglesia no debe meterse en política. Lea el amplio reportaje que Spectrum-Café Hispano publicó sobre este caso.

--

[Invitamos a nuestros lectores a que tengan en cuenta nuestro compromiso de buenas prácticas a la hora de publicar comentarios. Los artículos y comentarios publicados en Café Hispano contienen las opiniones de sus autores y en ningún caso Café Hispano se hace responsable de las mismas. Si usted quiere publicar o simplemente contactar con Café Hispano, escriba a editorcafehispano@gmail.com]


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/4873