La Unión holandesa se compromete a promover la ordenación pastoral de la mujer en todo el mundo


(system) #1

El pasado 11 de noviembre, doscientos delegados en representación de 56 iglesias adventistas de los Países Bajos pasaron un tiempo considerable discutiendo una moción sobre la ordenación de mujeres que finalmente aprobaron con una amplia mayoría.

La acción que se tomó busca involucrar a la Iglesia Adventista en los Países Bajos (“Unión”) en el proceso de estudio dirigido por el liderazgo de la Iglesia Adventista del Norte y del Sur de Europa (“División Trans-Europea”). La iglesia adventista a nivel mundial (“Sesión de la Asociación General”) espera llegar a una decisión sobre la ordenación en julio de 2015.

La acción dice lo siguiente: “Teniendo en cuenta el principio bíblico de la igualdad entre hombres y mujeres, los delegados en la sesión indican que rechazan la actual situación de desigualdad en la iglesia por principio Por esta razón, y teniendo en cuenta el contexto de la sociedad holandesa, encargan al Comité Ejecutivo que promueva vigorosamente esta perspectiva en la iglesia mundial. Tan pronto como sea posible y no más tarde de seis meses después de la próxima reunión de la Asociación General (2015), la igualdad entre hombres y mujeres se implementará en todos los niveles de organización de la iglesia en los Países Bajos. La ordenación equitativa de mujeres pastoras también entra en esta categoría.”

El Dr. Bertil Wiklander, presidente de la Iglesia Adventista en el norte y sur de Europa (“División Trans-Europea”), fue el representante oficial de la División en la reunión. Al pedirle que haga un comentario, respondió: "Es bueno que la iglesia apoye la igualdad de hombres y mujeres en el sacerdocio universal. En 1990, la Iglesia Adventista mundial (Sesión de la Asociación General) decidió suspender la ordenación de mujeres para el ministerio del evangelio, no por razones teológicas, pero por razones prácticas, como las diferencias en los contextos culturales y el peligro de perder nuestro unidad mundial. Entiendo que algunos en nuestra División estén ahora impacientes porque 22 años han pasado y mientras más y más mujeres han aceptado el llamado a servir como ministros en la División Trans-Europea, poco se ha hecho sobre la cuestión de la ordenación de pastoras . También aprecio que existe en la Unión de los Países Bajos, un claro compromiso de trabajar con la iglesia en el estudio de la Teología de la Ordenación, incluyendo la ordenación de mujeres. Soy consciente de que la Unión de los Países Bajos no tiene intención de poner en práctica la ordenación de las mujeres hasta que el actual proceso haya culminado en la Sesión de la Asociación General en 2015. [...]” Lea el resto de las declaraciones del Dr. Wiklander (en inglés).

El pastor ordenado de los Países Bajos, Tom de Bruin, presente en dicha sesión, opinó para SPECTRUM lo siguiente:

Como pastor ordenado varón no tengo un interés directo en el asunto [de la ordenación de la mujer], sin embargo, este es un tema en el que siempre me he sentido personalmente involucrado y en el que no podemos permanecer en silencio a conciencia. Como iglesia tenemos la responsabilidad de hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos, y como cristianos tenemos el deber moral de hablar cuando vemos a nuestros compañeros injustamente tratados. Habiendo crecido en Sudáfrica durante los años del apartheid, fui testigo de la injusticia institucionalizada de primera mano. La discriminación está mal, no importa la forma que tome, y no puedo ver ninguna diferencia fundamental entre cómo la iglesia trata a las mujeres (como menos que los hombres), y cómo Sudáfrica trataba a los africanos negros (como menos que los blancos europeos).

Por esta razón, en mayo de 2012, Remco Dingjan y un servidor presentamos una moción de nuestra región para pedir a la Unión holandesa que comenzara a ordenar mujeres al 1 de enero de 2013. Muchos de los delegados locales de la zona centro de los Países Bajos, que incluye algunas de las iglesias más grandes del país, sugirieron que apoyarían la moción de todo corazón.

En esas fechas, el único ente adventista que había votado ordenar mujeres estaba en Alemania, y la mayoría de los delegados [holandeses] no tenían ni idea de los acontecimientos que iban a tener lugar en las uniones norteamericanas del Pacífico y de Columbia a finales de este pasado verano. [Ambas uniones aprobaron la ordenación de la mujer al ministerio pastoral.]

La moción para ordenar mujeres pasó a manos de la comisión organizadora de la sesión de la Unión de los Países Bajos, y fue incluida en el orden del día de las reuniones programadas para octubre y noviembre. Mientras esperábamos que tuviera lugar este importante debate, los acontecimientos en el extranjero complicaron un poco más las cosas. Dos uniones se adelantaron en la aprobación de la ordenación de las mujeres y pocas semanas antes de la sesión de la Unión holandesa, la Asociación General aprobó una declaración en respuesta a las acciones de dichas uniones norteamericanas.

Esto significa que si bien los holandeses no fueron el primer grupo de adventistas en tomar esta decisión, fuimos los primeros en tener que discutir la ordenación de la mujer después de que la Asociación General declarase explícitamente que no reconocía las mismas acciones que las otras uniones acababan de tomar.

Continúe leyendo el resto de la opinión de de Bruin en SPECTRUM (en inglés).

--

[Invitamos a nuestros lectores a que tengan en cuenta nuestro compromiso de buenas prácticas a la hora de publicar comentarios. Los artículos y comentarios publicados en Café Hispano contienen las opiniones de sus autores y en ningún caso Café Hispano se hace responsable de las mismas. Si usted quiere publicar o simplemente contactar con Café Hispano, escriba a editorcafehispano@gmail.com]


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/4915