Las improntas fósiles de un fantasma con cuatro patas


(system) #1

Hasta ahora, el evolucionismo decía contar con una sólida línea de transformación de los peces en vertebrados terrestres, los llamados tetrápodos. A los ya clásicos fósiles de anfibios, tales como Ichthyostega y Acanthostega, se habían sumado eslabones intermedios como Panderichthys y recientemente Tiktaalik. Estos últimos, son considerados peces en transformación, pero con aletas claramente definidas. Sin embargo, esta línea evolutiva, tan orgullosamente presentada se ha encontrado frente a unas huellas que llevan a dudar de su supuesta solidez.

Niedzwiedski y sus colegas han publicado en la revista Nature el descubrimiento de unas huellas en estratos anteriores a aquellas en las que se encuentran restos de los ‘peces en transformación’ hacia tetrápodos. Las improntas pertenecen, sin duda, a un vertebrado de cuatro patas perfectamente definido por las manos y pies, con sus dedos, marcados en lo que fue el barro que dio lugar a los estratos efelienses de principios del Devónico medio. La datación estándar evolucionista las sitúa en 395 millones de años. Esto supone que las huellas son 18 millones de años más antiguas que los fósiles de anfibios más antiguos conocidos, los Ichthyostega y Acanthostega y 10 millones de años más antiguas que los ‘peces en evolución’ que se suponía eran los predecesores de esos anfibios y de los autores de esas huellas.

Pero ¿quién fue o fueron los autores de las huellas? De momento un fantasma sin nombre. No se han encontrado huesos que puedan justificar improntas tan claras y abundantes.

Al analizar estas huellas, no solo se constata que pertenecen a un vertebrado de vida anfibia o terrestre de cuatro patas y unos dos metros de longitud, sino que, como señalan los paleontólogos Philippe Janvier y Gaël Clément, del Museo de Historia Natural de París, coinciden en buena medida con las que podría haber dejado Ichthyostega.

Además, resulta interesante que no aparece ningún rastro del cuerpo arrastrándose. Esto pudo deberse a que flotaban parcialmente en el agua tal y como señalan Janvier y Clément, pero si no anduvieron en el agua, acentuaría aun más su carácter de vertebrado de cuatro patas terrestre.

Lo cierto es que sobre el idílico panorama planteado para esta supuesta línea evolutiva ya se cernían elementos necesitados de más explicaciones. La evolución de las aletas en patas presentaba y presenta ciertas cuestiones disonantes. Panderichthys, uno de esos supuestos peces/anfibios, posee una anatomía de los miembros anteriores más similar a la de los vertebrados terrestres que en el caso del Tiktaalik, aunque este último es considerado por el evolucionismo descendiente del primero. Si esto fuese así, debió de tener una anatomía más próxima a la de sus sucesores, que su antecesor. En lo referido a las patas delanteras, el ‘padre’ parece más evolucionado que el ‘hijo’, al contrario de lo que cabría espera.

El descubrimiento de estas huellas da pie a concluir que los hitos fósiles de la evolución pueden ser anteriores a lo que habitualmente se cree y existir aunque no hayan dejado restos en el registro fósil, o no se hayan encontrado aún. También ha quedado de manifiesto que ciertas condiciones medio ambientales que se consideraban bien establecidas ahora no parecen ser tan claras. Los autores de la investigación hacen el mejor resumen en la introducción a su artículo: ‘Esto fuerza una reevaluación radical del tiempo, la ecología y las condiciones medio ambientales de la transición de pez a tetrápodo, además de la completitud del conjunto del registro fósil‘ (entendido como el registro referido a esta línea evolutiva). ¿Qué más podemos añadir?

BIBLIOGRAFÍA

NIEDZWIEDZKI, G. y otros. (2010). Tetrapod trackways from the early Middle Devonian period of Poland. Nature 463: 47-52.

JANVIER, P. y CLÉMENT, G. (2010). Muddy tetrapod origins. Nature 463: 32-33.

BOISVERT, C. y otros. (2008). The pectoral fin of Panderichthys and the origin of digits. Nature 456: 636-638.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/2085