Lecturas sobre Oriente Próximo


(system) #1

Como complemento a mi artículo de agosto Los cristianos de Oriente Próximo, los palestinos y la Iglesia Adventista, ofrezco algunos enlaces a textos relacionados con los temas que traté en aquella ocasión.

Insisto en lo que escribía entonces: «No estoy haciendo un juicio sobre las intenciones del presidente Wilson. Soy consciente de que, aunque vive en “el país de la libertad”, las posibilidades de tener una información plural y contrastada sobre los asuntos del mundo son muy limitadas para quien vive allí, a no ser que se moleste en buscar fuentes de información alternativas».

Es necesario un gran esfuerzo de discernimiento, pues no debemos olvidar que las principales agencias de noticias y los grandes medios están en manos de los mismos grupos financieros y de poderque controlan los recursos naturales, la industria armamentística, los centros de poder, los think tanksbelicistas. Recientemente se ha demostrado lo que para muchos era obvio: la OTAN compra periodistas de los grandes medios para que ofrezcan enfoques favorables a sus planes.

El lector crítico, sólo con mirar atentamente la prensa comercial, analizándola a la luz de la historia, ya puede discernir las graves contradicciones, incoherencias y manipulaciones en las que esta incurre, y concluir que lo que se nos vende no es la realidad de los hechos. Es más, como se puede comprobar en muchos de los enlaces que recomiendo más abajo, en los propios medios del sistema hay periodistas que, incapaces de ocultar la verdad, ofrecen puntualmente datos que ponen en duda la línea de interpretación principal de los propios medios en los que publican.

Además de esta lectura atenta y crítica, es necesario escuchar a los protagonistas: las víctimas. En especial a los cristianos de Oriente Medio, en cuya supuesta defensa se llevan a cabo bombardeos, por quienes se ora… pero a quienes no se quiere dar voz, pues su versión de los hechos no es la de los medios del Sistema. Afortunadamente, hay medios alternativos que recogen su testimonio, y que además indagan en datos oficiales de los gobiernos y de los servicios secretos, traducen informaciones procedentes del escenario de los hechos y proporcionan una visión más cercana a lo que realmente está ocurriendo.

Los cristianos y el Estado Islámico

El artículo ¿Pretende Obama proteger a los cristianos de Irak y Siria? ofrece y documenta importantes claves para comprender lo que está pasando con los ataques a los cristianos en Irak y Siria. Cristianos que vienen siendo masacrados desde que hace años los supuestos “rebeldes” sirios empezaron a atacar al gobierno de Al-Asad en Siria, ante el silencio y la indiferencia de todo el mundo; no en vano estos grupos terroristas, origen del Estado Islámico, han estado financiados y apoyados por Estados Unidos, Israel, Arabia Saudíy algunos otros países de la región. Desde luego, Obama ni está legitimado para “intervenir” en la zona, ni tiene el objetivo de proteger a nadie.

En Algunas claves sobre el Estado Islámico (I): Introducción se explica el origen de este movimiento terrorista, sus apoyos y financiación desde Occidente, su composición… Se recogen en el artículo las palabras de un médico siriodifundidas por una congregación católicade la región que resumen perfectamente la situación: «Los dirigentes occidentaleshan calificado de acto bárbaro la decapitación de un periodista americano. ¡Hay que recordarles que esos salvajes, que cometen actos de barbarie en nuestro país, son los mismos que fueron animados, financiados y protegidos por ellos mismos y sus aliados, bajo el pretexto de llevar al pueblo sirio la democracia y la libertad, en el marco de un plan con el romántico nombre de “Primavera Árabe”, que había sucedido a las formulaciones precedentes de “Caos constructivo” y de “Nuevo medio oriente”! ¿Esos salvajes, llamados por los occidentales rebeldes o combatientes de la libertad cuando cometen sus crímenes en Siria, no se han transformado súbitamente en bárbaros y terroristas más que cuando algunos de sus efectivos han entrado en Irak?» (Religión Digital, 11.9.14).

En Algunas claves sobre el Estado Islámico (II): Los vídeos de ejecuciones se analizan los vídeos que supuestamente muestran la ejecución de periodistas estadounidenses. Se llama la atención sobre la repercusión que han tenido en los medios, destacando que durante años se han conocido vídeos brutales de decapitaciones y masacres, silenciados sistemáticamente por los medios: «Aquellos vídeos no tienen ningún indicio de haber sido un montaje; a diferencia de los actuales, mostraban el asesinato de las víctimas y estaban grabados con medios rudimentarios. El “problema” es que, como algunos venimos denunciando desde entonces, todas estas acciones eran llevadas a cabo por los llamados “rebeldes” de Siria, legítimos representantes del pueblo sirio (según Obama) que estaban entonces luchando contra las fuerzas de Asad, ese “monstruo” que Estados Unidos quiere derribar. Por eso, aunque estas brutalidades fueron apareciendo puntualmente en los medios, no ocuparon portadas ni hubo una campaña de propaganda, pues no convenía poner en evidencia que los opositores a Asad (los que ahora se llaman Estado Islámico) eran más brutales que las propias acusaciones que desde Occidente se le hacen al régimen sirio». Se cita a J. Lévesque: «Durante los últimos tres años, ningún líder ha hecho declaración alguna en relación con estas atrocidades cometidas por “extremistas islámicos”. Pasaron casi desapercibidas. La comunidad internacional no expresó ninguna preocupación por el asunto. Con algunas excepciones, estas decapitaciones apenas fueron objeto de cobertura por parte de los medios».

Esto refuerza la idea que yo expresaba en mi artículo de lo inadecuado que resulta el comunicado de Ted Wilson, pues durante años, mientras las marionetas del Imperio asesinaban cristianos y civiles, casi nadie clamó por ellos (no lo hizo nuestra iglesia, tristemente), y cuando Obama se dispuso a bombardear Irak y Siria para realizar sus objetivos geoestratégicos, Wilson pidió que “la comunidad internacional actúe”.

En Algunas claves sobre el Estado Islámico (III): Los planes del Imperio se explica cómo Estados Unidos tradicionalmente ha jugado a varias bandas, lo cual ayuda a entender su actual “juego” con el Estado Islámico. Se aportan evidencias de que los “rebeldes sirios”, apoyados sistemáticamente por el Imperio para derrocar a Asad, son básicamente los mismos que el Estado Islámico, y siguen siendo financiados por Estados Unidos. Todo ello en función de un viejo plan de fragmentar los estados árabes de la región, a fin de que Estados Unidos y el Estado de Israel mantengan la hegemonía global.

En Algunas claves sobre el Estado Islámico (IV): El plan sigue siendo derrocar a Asad se explica cómo Obama convocó en Washington a dirigentes cristianosde Oriente Medio, representantes por tanto de las víctimas a las que se supone quiere defender, con el fin de en realidad presionarles para que contribuyan a derrocar a Asad(prácticamente el único dirigente que ha defendido a los cristianos de los terroristas estos años). Los cristianos de la región están en contra de los bombardeos de Obama, porque consideran que, como siempre, sólo traerán más daño. El arzobispo metropolitano de la iglesia apostólica ortodoxa de Antioquía (Siria)dice: «Todo el mundo creía que el señor Obama iba a cambiar la política agresiva y torcida del señor Bush, pero, lamentablemente, Obama salió peor que el anterior, está yendo para exterminar a los cristianos del Oriente Medio por el maldito petróleo: si no fuera por el oro negro, no hubiéramos tenido nada lo que tenemos ahora de desgracia». En el artículo se documenta cómo el Estado de Israel(que ya en su día dijo que prefería a Al Qaeda frente a Asad) no sólo no combate al Estado Islámico, sino que atiende en hospitales israelíes a heridos de esta organización terrorista, e incluso ha atacado a un avión sirio que estaba enfrentándose al Estado Islámico. Y se explica cómo durante las primeras semanas de bombardeos Estados Unidos no ha atacado a los terroristas, tal y como denuncian los combatientes kurdos.

El artículo Algunas claves sobre el Estado Islámico (V): ¿Qué se debería hacer? cuestiona el concepto de “intervención humanitaria”y explica la aparente debilidad de Obama (que forma parte de su estrategia smart power), así como su transgresión del derecho internacionalcon esta intervención (una vez más). También analiza la respuesta de los musulmanes del mundo a la ofensiva terrorista del EI, y propone unas medidas concretas que deberían tomarse para solucionar esta situación (y que nadie tomará, por supuesto).

Los palestinos y el Estado de Israel

En cuanto a los palestinos y el Estado de Israel, creo que las mejores aportaciones las pueden hacer numerosos judíos y ciudadanos de ese país que conocen el asunto de cerca. En el artículo ¿Autoodio judío o dignidad? se recogen los testimonios e interpretaciones de rabinos, objetores de conciencia al ejército, profesores… sobre el militarismo israelí, la masacre de los palestinos, la deriva ultrasionista de una gran parte del judaísmo mundial, las raíces racistas y antisemitas del sionismo, la implicación de Israel en el origen y el predominio del grupo terrorista Hamás, la escalada violenta de la sociedad israelí…

La noticia Supervivientes del Holocausto denuncian «la masacre de palestinos en Gaza» recoge la carta firmada por 327 personas: «Como supervivientes judíosy descendientes de las víctimas del genocidio nazi, inequívocamente condenamos la masacre de palestinos en Gazay la ocupación y colonización de losterritorios históricos palestinos». Reaccionan contra el escritor Elie Wiesel por su actitud ante la masacre de Gaza: «Estamos indignados por el abuso de nuestra historia con el que Elie Wiesel ha tratado dejustificar lo injustificable: Los esfuerzos israelíes por destruir Gaza y el asesinato de más de 2.000 palestinos, incluyendo a centenares de niños. Nada puede justificar los bombardeos a refugios de la ONU, casas particulares, hospitales y universidades. Nada puede justificar la privación a la gente de agua y electricidad». Y denuncian: «Estamos preocupados por ladeshumanización de los palestinos en la sociedad israelí, que ha alcanzado niveles extremos. En Israel los políticos y líderes de opinión de los medios de comunicación han hecho comentarios públicos a favor del genocidio. Además los israelíes de extrema derecha están adoptando como suyos símbolos nazis».

Complementando estas reacciones, Ahron Bregman, antiguo capitán del Ejército israelí, explica las Cinco décadas de ocupación de los territorios palestinos: «Este fue un período en el que Israel, con la ayuda de la diáspora judía, en particular en Estados Unidos, demostró que incluso las naciones que han sufrido tragedias indescriptibles pueden actuar de forma igualmente cruelcuando tienen el poder. […] Resulta claro que Israel fue, y en este momento continúa siendo, un ocupador cruel y brutal. […] Israel nunca ha pensado que tenga el deber de ayudar, proteger o mejorar la calidad de vida de la población bajo su control, a la que en el mejor de los casos considera un mercado cautivo o una fuente de mano de obra barata a su disposición. Sin embargo, al forzarlos a vivir en la miseria y sin esperanza, Israel ha endurecido a quienes viven sometidos a su poder, haciéndolos más decididos a poner fin a la ocupación, incluso a través de la violencia si es necesario, y vivir una vida de dignidad y libertad».

«No tenemos pruebas de que Hamás utilice escudos humanos en Gaza», afirma Antonio Méndez de Zubillaga, encargado de protección de derechos de la UNRWA en Gaza. En cambio tenemos el testimonio de un joven palestino que fue utilizado Cinco días como “escudo humano” de las tropas israelíes: “Era insignificante para ellos”. Es una práctica que no sólo está prohibida por las leyes internacionales, «sino también por la ley israelí sobre la base de una sentencia de 2005 del Tribunal Superior de Justicia de Israel emitida tras el uso continuo de esta práctica por las tropas israelíes durante la segunda Intifada».

Ó. Margenet ofrece en Protestante Digitalla excelente serie “¿Israel de Dios o de los hombres?”. En la parte I y la parte II explica el origen histórico del Estado de Israel, sin olvidar la intensa actividad terrorista de algunos sionistasya desde el periodo de entreguerras. En la parte III expone el plan sionista de dominio del territorio, un plan que se atribuye erróneamente a la voluntad de Dios. En la parte IV aclara conceptos como “judío”, “antisemita”, “israelí” o “sionista”, que con tanta confusión se usan habitualmente, y explica que la Biblia no promete un estado terrenal judío o cristiano antes del regreso de Jesucristo, como cada vez más se cree en muchos círculos cristianos; también explica las intensas presiones e irregularidades cometidas por los sionistas y sus valedores estadounidenses para que en 1947 la ONU aprobara la partición de Palestina entre judíos y árabes.

En la parte V explica la fundación secular del Estado de Israel y esboza la teología de Pablo sobre Israel, además de plantear importantes cuestiones como: «¿Es la influencia judía en las iglesias cristianas mayor que la influencia cristiana en el judaísmo? […] ¿Tiene algo que ver la exitosa ‘teología de la prosperidad’ con la construcción del Estado terrenal de Israel?». También combate la idea de algunos que «afirman que los cristianos estamos atados a ese Israel de los hombres (el Estado terrenal de Israel) al que otorgan la misma entidad que al Israel de Dios (los escogidos). Esta doctrina pseudocristiana no tiene a Jesucristo como centro, sino a Israel». En la parte VI insiste en estas ideas, y argumenta que «los que apoyan hoy a Israel contra los árabes porque Jehová les hacía ganar batallas en la antigüedad revelan no haber comprendido aun los eternos propósitos de Dios, solo ven lo temporal». En la parte IX expone con tristeza cómo muchas iglesias evangélicas, dominadas por concepciones dispensacionalistas, interpretan incorrectamente algunos pasajes bíblicos en los que consideran que Dios profetiza y bendice la formación del Estado de Israel, planteamiento refutado una y otra vez por el texto bíblico.

* * * * * * * * *

Animo a los lectores a no limitarse a leer mis resúmenes, sino a abordar estos artículos, todos ellos perfectamente documentados y argumentados. Son muchas lecturas, pero se trata de asuntos en los que merece la pena que los cristianos profundicemos, a fin de no dejarnos llevar por modas e impulsos informativos (“desinformativos”, más bien) y poder afrontar los crecientes engaños que cautivan cada vez más al mundo.

Como dice Pablo: «En vez de asociaros a las acciones improductivas de las tinieblas, denunciadlas, porque lo que ésos hacen a escondidas da vergüenza hasta decirlo. Pero todo eso, cuando la luz lo denuncia, queda al descubierto, y todo lo que está al descubierto recibe el influjo de la luz. Por eso dicen:

Despierta tú que duermes,

levántate de la muerte,

y te iluminará el Mesías.

Por consiguiente, mucha atención a cómo os portáis: no como simplones, sino con talento, aprovechando las ocasiones, porque corren días malos» (Efesios 5: 10-16, NBE).

http://jonasberea.wordpress.com/


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/6481

(Juanfer) #2

Excelente minidossier, todo un alegato a favor de la verdad sobre Oriente Próximo. Esa verdad que los medios dominantes nos niegan sistemáticamente, aunque sin poder evitar ellos mismos –como señala Jonás– que muchas veces se les cuele en detalles “menores” o leyendo entre líneas.

Sobre la complicidad de “Israel” con los “rebeldes” sirios, incluido el llamado Estado Islámico, recientemente la propia ONU ha revelado los vínculos entre ambos. Por supuesto, en el marco de la estrategia imperial de la que el estado sionista es avanzadilla en Oriente Próximo, y a la que también sirven Turquía, Arabia Saudita, Qatar…

Y sobre la naturaleza racista y criminal de dicho estado basta recordar estos días el afán de su actual gobierno por consagrarlo definitivamente como “Estado judío”, de manera que los no judíos queden sometidos a un ‘apartheid’ permanente.

Asusta pensar que tantos profesos cristianos defiendan a ese estado de naturaleza tan diabólica, así como al Imperio Genocida que lo sostiene. Quizá la pregunta que deberían hacerse es: ¿Los defendería Jesús?

Saludos fraternales.


(Jjmenezo) #3

A don Jonás Berea, con el debido respeto:
Es curioso, al leer las alusiones de Jonás sobre geoestratégica, da la impresión de que solo existe una… Puede que alguna vez haya sido así, pero a lo largo de la historia pocas veces ha sido unilateral. Y menos desde la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces se ha jugado a bloques, al estilo de siempre, pero más rápido que nunca, debido a las posibilidades que ofrecen los rapidísimos avances tecnológicos, incluidos los de las comunicaciones.
Si miramos el mapa político del año 1947, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas votó el establecimiento de dos Estados, uno judío y otro árabe en el territorio del Mandato Británico para Palestina, vemos que votaron a favor países como La Unión Soviética, Ucrania, Bielorrusia… Y se abstuvo La Gran Bretaña (¿?)… Hoy, gracias a los medios de comunicación, ¡si viciados!, pero no solamente por una de las partes, los comunes, nosotros, podemos sacar conclusiones.
Apunto algunas de ellas. Los países perdedores de la Segunda Contienda, Alemania y Japón, con la ayuda inestimable del poderoso vencedor…, llegaron a rivalizar económica e industrialmente con él. En los siguientes conflictos “serios” en los que se vio nuevamente envuelto, quedó en tablas o no ganó… Y en el campo de operaciones geoestratégicas actuales, está por verse cual de las diferentes estrategias mueve mejor las fichas del tablero cainita. Porque ese tablero lo estrenaron ya los hijos de aquel matrimonio que sufrió el primer desalojo por incumplimiento del contrato…

A don Juanfer, no de La Mancha:
Con la mente ya cargada
vuelve Juanfer al palenque,
con la prosa mejorada,
y quizá no tan hiriente…

Pasó otra temporada,
desde que dijo ¡patente!
a otra gente “ofuscada”,
quiero: despejar mi mente…

Leí yo, en aquellos días,
lo que dijo un hermano:
se evitan las “agonías”
desbloqueándose, cristiano…

Yo le escuché diligente,
a él: “quiero reír y cantar”…
Y: “despejar (a) mi mente”…
¿Para volver a atacar…?


(Luis González) #4

Perdonad, Jonás y Juánfer, nuevamente detecto una gran falta de sensibilidad hacia un pueblo históricamente humillado, esclavizado, mal querido… Quisiera que aprovecharais las horas del sábado para escuchar y contemplar la extraordinaria obra de Giuseppe Verdi “Nabuco”, y más concretamente el “Coro de esclavos hebreos”. Espero que os sobrecoja la espectacular, por sencilla, coreografía así como la música, que os invito a escuchar a volumen generoso (o con cascos si es que molestáis al entorno). No se puede decir más en tan poco tiempo sobre el pueblo hebreo y su calamitosa historia. En este caso, durante la segunda cautividad. Durante la era cristiana los judíos sufrieron el sambenito de ser los que mataron al Hijo de Dios y por ello fueron odiados… Sí, sí: odiados a lo largo de la historia.

Este ha sido el triste sino de este pueblo, errante por todo el globo terráqueo. ¿Os podéis poner durante un sólo instante en su posición? Cuando, por fin, Naciones Unidas, decide darles el territorio en el que siempre vivieron no fueron bienvenidos. ¿Os extraña que tuvieran que defenderse? (recordad que no son cristianos, históricamente acostumbrados a ofrecer la otra mejilla… je, je…).

El pueblo judío está harto de tantos rencores acumulados y eso les lleva a cometer demasiados errores. Pero NO MENOS, ***¡¡NI MUCHO MENOS!!***, que los palestinos y el mundo árabe, en general. El terrorismo ha anidado en esta región del mundo y tiende sus tentáculos en todas las direcciones, sin distinguir pueblos. La violencia y la muerte, está presente, sí. Esa misma violencia, pero mucho más virulenta, ha estado presente en la Reforma del s. XVI, para consolidarla y expandirla, y la reacción es mirar para otro lado; ni se comenta ni se discute… como si no hubiera existido mientras ensalzamos las bondades de la Reforma. ¿Hay aquí dos pesas y dos medidas mediatizadas por el color político…? ¡Cuánto daño hacen los cristales de los malditos colores políticos…!

No os engañéis, el conflicto se solucionaría si los judíos renunciasen al estado de Israel y aceptaran su condición de apátridas y errantes. Los palestinos y el mundo árabe se sentirían felices pero… ¿es la solución? ¡Imposible!

¿Qué esperáis del pueblo judío? Volved a escuchar y ver el Coro que os he adjuntado y luego decidle en la cara que se resignen… “ad eternum” a vivir exiliados, lejos de su familia… porque su familia, sus muertos, están en esa tierra. Verdi radiografió perfectamente, como sólo saben hacerlo los artistas, una cruda realidad plasmando sentimientos vívidos, quizás alimentados por la entonces reciente muerte de su esposa y sus dos hijos. Es casi imposible no sucumbir a los encantos de “El Coro de los esclavos hebreos”, y con él y la Biblia, a los del pueblo judío… aunque a menudo se equivoquen…


(Luis González) #5

Me olvidaba, Juánfer, en mi réplica anterior, decirte que ya me gustaría que en los territorios palestinos hubiera el mismo ‘apartheid’ que en Israel donde los ciudadanos árabes pueden ser elegidos, y lo son, alcaldes… ¡Ya me gustaría…! Uno os escandaliza y el otro, que es más implacable, ni una breve frase. ¿Por qué ese extraño silencio? ¿Por qué no lo señalas, como sería justo e incluso normal, valorando el ‘apartheid’ de uno y otro?


(Juanfer) #6

No sé si te entiendo, Luis: ¿Te refieres a un ‘apartheid’ de los palestinos contra los judíos en territorio palestino? Y si es así, ¿podrías documentarlo?

Porque lo que todo el mundo sabe es que son los “israelíes” (judíos) quienes casi continuamente se asientan en territorio palestino por la fuerza y con total impunidad (en eso consiste, por desgracia, el sionismo desde el principio).

Un saludo fraternal.


(Luis González) #7

Tampoco lo veo tan complejo de entender, Juánfer. Comentabas hace tres días que los no judíos que viven en el estado de Israel, están “sometidos a un ‘apartheid’ permanente”. Y me llamo la atención porque es conocido que en Israel existen comunidades locales que eligieron democráticamente un alcalde palestino. Esto es una obviedad que se puede corroborar fácilmente con una simple consulta en Google. Tan obvio es que la página palestinalibre.org no sólo lo reconoce sino que menciona la existencia de un “Comité Nacional de Alcaldes y Jefes de los Consejos Locales Árabes en Israel” que incluso alardea, como es natural, de su militancia pro Palestina. Por el contrario, no encontraréis alcaldes israelitas, y menos aún sionistas (por ser muy activos como el mencionado Comité), en los territorios palestinos. ¡Se los comerían…!

Mi argumento, Juánfer, de simple es simplón y me creo que sí lo entiendes perfectamente: Si te escandaliza el ‘apartheid’ de los palestino en Israel, como señalas, ¿por qué no te ocurre lo mismo con la imposibilidad de tener alcaldes sionistas en Palestina? Mayor ‘apartheid’ que este… ¡Ya les gustaría a los Israelíes tener alcaldes en Gaza…! Y, claro, no puedo documentar lo que no existe… Pero, curiosamente, sí puedo documentar lo contrario, como he hecho.

En este mala convivencia palestino-israelí alguien está poniendo más de su parte. Era esto simplemente lo que te quise apostillar y no creo que esto dé más de sí, Juánfer.

Y hablando de quién pone más y quién menos, los israelíes han estado siempre a la defensiva con respecto a los ataques árabe-palestinos desde que se fundó el estado de Israel, como muy bien señala JJ Menezo en otro blog. Leed sus comentarios. Merece la pena pues provienen de un apasionado de la historia. Porque la historia es maestra de la sabiduría y permite conocer los hechos con PERSPECTIVA.


(Juanfer) #8

Aquí no se trata de cargar contra ningún pueblo, sino de denunciar la terrible situación del que más sufre (por cada víctima “israelí” suele haber no menos de cien palestinas) y que sus sistemáticos agresores tienen nombres y apellidos. Culturalmente, yo podría sentirme más cercano a los judíos, pero estamos hablando de una desproporción abismal que cualquier alma sensible, medianamente informada, debería reconocer (a mí, aun respetándolos, me estremece que algunos prefieran la “equidistancia”, no digamos ya el pro sionismo abierto).

Dudo de veras que muchos sionistas quieran vivir en el campo de concentración de Gaza, a sabiendas de que su “benéfico” gobierno cada pocos años lo convierte en campo de exterminio (como en las últimas operaciones más sonadas: “Plomo Fundido” –2008-2009– y “Margen Protector” –2014–, la segunda aún más devastadora que la primera). Aun así, en 2012 todavía quedaban colonos residentes en territorio gazatí, pero con el ‘apartheid’ a su favor, según este testimonio: “El consumo de agua de los judíos en Gaza está subvencionado, lo que estimuló un uso incorrecto, desmedido y abusivo. Los palestinos pagan 1,2 dólares el m3, mientras que los colonos judíos lo pagan a 10 centavos de dólar el m3.”

Además de las masacres y destierros, en Cisjordania y Gaza los palestinos son continuamente víctimas de vejaciones (el muro, los ‘checkpoints’, la separación de autobuses…) en un estado que de manera cada vez más descarada se llama “judío”, y que les sigue robando tierras a través de las usurpaciones coloniales. Unas usurpaciones que, pese a las condenas de la “comunidad internacional” (a menudo incluso del Imperio), el gobierno sionista siempre acaba sancionando cual política de hechos consumados. (Nada raro: en realidad el origen del estado sionista se funda también en una gran usurpación, la de un territorio ajeno en el que los judíos eran claramente minoritarios a pesar de décadas de migraciones progresivas). Gracias a Dios, muchos judíos antisionistas, “israelíes” incluidos, reconocen todo esto y lo denuncian, como recogen este y el anterior artículo de Jonás sobre el mismo tema.

En cuanto a la perspectiva histórica del asunto, que se remonta a la primera parte del siglo XIX, es interesantísimo leer dos libros fundamentales para comprender el porqué del sionismo y de su extrema brutalidad: ‘Sionismo cristiano’, del teólogo Stephen Sizer, y ‘Sionismo y fascismo’, del historiador judío Lenni Brenner. Ambos, verdaderos clásicos ya, pueden conseguirse a través de la editorial Bósforo. Auténticas luminarias para prevenir actitudes mistificadoras, en la línea de lo que denunciase el profeta (judío) Isaías: «¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!» (Isa. 5: 20).

Ojalá cada vez más gente sea consciente de la tragedia del pueblo palestino a manos del sionazismo. En mi modesta opinión, ya lo va siendo (¿cómo explicar, si no, que incluso los parlamentos y gobiernos europeos –hasta ahora tan refractarios por su dependencia del imperialsionismo– ya empiecen a reconocer al estado palestino?).

Feliz jornada.


(Luis González) #9

No quiero perder mucho más el tiempo porque observo que cuando hay ideas ya preestablecidas un cambio de las mismas raya en la imposibilidad. Mi corazón se pone del lado del más débil, de los palestinos. Pero la cabeza debe gobernar el mundo de las ideas. Y la racionalidad me dice que la aprobación de un estado de Palestina es beneficioso en la búsqueda de una paz muy compleja.

Debo aclarar que lo que está ocurriendo en Europa no es un cambio político sino de estrategia. ¿Cómo se puede siquiera sugerir tal cosa? Los gobiernos europeos han venido subvencionando a la Autoridad Palestina desde hace décadas… ¡Pero hombre…! Y, por cierto, anda que no se cometieron abusos y enriquecimientos personales… y el pueblo en la miseria… La existencia de dos estados no es ninguna novedad; ya fue fijada por Naciones Unidas en 1949… ¿De dónde nace la sorpresa del comentarista por las reacciones europeas? ¡Si hasta EEUU* desde Camp David lo busca apasionadamente… y casi lo consigue!

Por lo demás constato que no hay ninguna objeción, ni aclaración histórica, a lo dicho por JJM y por lo tanto se confirma que los árabes-palestinos fueron los que originaron las grandes guerras contra Israel. Esto es muy importante porque ahí está el germen del odio entre los pueblos… y de los errores que unos y otros han cometido.

Se argumenta que hay que denunciar “la terrible situación del que más sufre”. Sí, pero no por sistema sino porque sea justo o no. La barbarie, aunque surja del sufrimiento, no debe ser carta blanca para la impunidad. Si estamos de acuerdo con esto apaga y vámonos y declaramos la muerte del cristianismo… JJM ha constatado que los ataques de Israel casi siempre han respondido a provocaciones, a menudo suicidas. Yo no puedo tener simpatías por quien, por ejemplo, se autoinmola en nombre de no sé sufrimiento, y mata a veinte personas en un mercado…

Y en cuanto a los asentamientos, se deben de analizar fríamente porque a menudo responden a situaciones geoestrategicas generadas en un conflicto lleno de odios. Habrá que admitir que para ir a vivir a un lugar hostil se requiere una buena dosis de convicción y de heroísmo. Posiblemente se generen injusticias, es verdad, pero estamos en un conflicto de amplias proporciones y a veces estos hechos responden a conductas defensivas geoestratégicas.

Yo no dudaría tanto sobre que los sionistas quieran vivir en el campo de concentración de Gaza. Humm… Tengo para mí que a Israel le gustaría tener ese territorio. ¡O no! Y ellos sí que lo convertirían en un vergel como hicieron en otros lugares semidesérticos… Por lo tanto, menos elucubraciones ni brindis al sol…

Y cuando se habla del agua y sus precios, hay que recalcar que este hecho se produce en los asentamientos de Gaza. Es decir, los israelíes ponen la tecnología y la explotación, además de ingentes cantidades en la defensa, y por lo tanto el precio no puede ser el mismo. Si mi padre tiene una empresa no debo molestarme si sus productos me los pone más baratos, o me los regala, a mí que al resto de clientes…

Sinceramente, veo poca profundidad en los argumentos, empezando por los históricos, y sí mucha política. Y lo lamento y hace que me asquee aún más la política de la anécdota, del foco próximo y no se reflexione sobre la amplitud del tema en su conjunto. Estamos en el reinado de la anécdota, por dolorosa que sea, que se quiere convertir en categoría… sin analizar el conjunto…

(Una precisión: el estado se llama Israel y sus habitantes israelíes… No judíos, aunque sean muchos… que es otra cosa distinta.)

De todas formas, yo lancé un reto que nadie me contestó: ¿Hay ‘apartheid’ o no hay ‘apartheid’ en los territorios palestinos hacia los ciudadanos israelíes? ¿Pueden convivir en paz? ¿Pueden llegar a ser alcaldes de sus poblaciones? En Israel síííííííí´…

  • Esta nación tiene un nombre y no hay por qué recurrir al insulto ni a la descalificación. Pido un respeto a la hora de redactar; mejor dicho lo exijo. Quien recurre al insulto y a la descalificación, se hacen un “selfie” porque no se puede ir dando lecciones de ética y al mismo tiempo tirarla por la basura: las personas y los pueblos merecen un respeto, y si son reprensibles, critíquese pero con respeto al que no se es muy dado pues ya lo hablamos en infinidad de ocasiones.

(Luis González) #10

Me olvidaba, Juanfer: Dejad de usar la Biblia para descalificar. Esa no es su función y se la degrada…


(Jjmenezo) #11

Para seguir con los argumentos de Jonás, los relacionados con la “geoestrategia”, ya expuse previamente como jugaron su baza los países del bloque comunista de posguerra. Votaron a favor cinco de los seis países que entonces conformaban ese grupo. Los repentinos cambios en el tablero geoestratégico fueron notándose a partir del otoño en que la Unión Soviética yuguló las apetencias de libertad de Hungría, octubre de 1956, drama agudo que coincidió con la ocupación de Port Saiz y Alejandría , por parte de ingleses y franceses; cuando el ejército judío ocupó también el Sinaí. Hasta entonces, la Unión Soviética favoreció la creación del estado de Israel, en la misma tierra de donde fueron expulsados por Roma. Recordemos que, previamente a ese conflicto, Egipto prohibió que pasaran por el canal de Suez barcos israelíes, con lo cual la comunicación de la zona de Eilat con Europa debía de hacerse circunnavegando el continente africano.

La España de entonces no votó la resolución, pues como buena parte de los países europeos, aún no pertenecía a las Naciones Unidas. Pero nuestra prensa, que no era pro judía, sí que daba información del desagrado de los países árabes. Por aquellos días el responsable de la Liga Árabe hablaba de una guerra de exterminio, de una matanza equiparable a las que realizaron los mongoles o las Cruzadas “cristianas”. Lo común en aquellos días eran las noticias como la previa, en otras palabras: “la eliminación del Estado hebreo”.

Justo al día siguiente de ser proclamado el estado de Israel, de acuerdo con las Naciones Unidas, el ataque por todos los estados vecino no se hizo esperar. En tromba, los ejércitos de Egipto, Transjordania (ahora Jordania), Siria, Líbano e Irak cruzaron las fronteras y comenzaron la invasión al día siguiente de la proclamación de Israel como estado. Por todo lo que siguió y lo acaecido hasta ahora, los repetidos intentos tendentes a la eliminación del Estado Hebreo, no han dado, para sus enemigos el resultado con tanta avidez buscado. Uno de los cambios, de acuerdo con lo geoestratégico, fue el giro experimentado por los países de la entonces Europa del Este, los países pertenecientes al bloque comunista. En ese cambio de estrategia, a mi juicio, algo tuvieron que ver los tratados de los países, llamados entonces, no alineados; principalmente Egipto, donde la URSS construyó la famosísima Presa de Asuán. Subproducto de ese magno evento fue el regalo a España, por parte del gobierno de Nasser, del templo de Debod; el que desde entonces podemos ver en el emplazamiento que ocupara el Cuartel de la Montaña.

Desde la liquidación de primer intento de aniquilación de naciente estado de Israel, año 1948, hasta la Guerra de los Seis Días, año 1967, Jordania administró la Cisjordania y el sector árabe de la ciudad de Jerusalén. Egipto, por su parte administró, durante el mismo tiempo, la Franja de Gaza.

Previo a ese conflicto, ya se podía ver cómo estaban polarizados los países, de acuerdo con la posición de los bloque en la llamada guerra fría. Durante las semanas previas al inicio del conflicto bélico, se podían ver en las portadas de los periódicos sirios y egipcios (que la prensa española reproducía) el simbolismo caricaturesco: resumiendo, se trataba de aniquilar la serpiente y arrojarla al mar…

Ya sabemos cuál fue el desenlace de aquel crudísimo conflicto armado, en el que participaron efectivos de prácticamente todos los países de la Liga Árabe. Sin olvidar a los “grandes hermanos”, EE. UU y la entonces URSS, que cada uno trató de respaldar a su “apadrinado” con logística militar…

A poco más de tres años del desenlace, 1970, la legión árabe de Jordania, viendo que la naciente resistencia palestina pretendía hacerse con el control del estado, se enfrentó a aquellos grupos y hubo una verdadera limpieza de los mismos en suelo jordano. Se habla de unas siete mil bajas (víctimas mortales, entre los guerrilleros palestinos); pero también hubo muchas bajas entre la población civil palestina y jordana. Curiosamente, las noticias de la época hablaban de que los jordanos acusaban a los guerrilleros palestinos de usar a sus civiles de escudo… Jordania, como ya hemos visto, había renunciado al control de Cisjordania desde la Guerra de los Seis Días. En esos años se dieron secuestros de aviones de compañías aéreas norteamericanas, inglesas e italianas, aviones que fueron dinamitados en suelo jordano por los guerrilleros palestinos.

En los JJ. OO. De Múnich los terroristas liderados por Arafat asesinaron a varios miembros del equipo olímpico de Israel… Y Ahí, Sr. Berea, debemos andar a la altura del apellido, más si este es adoptado y no heredado. Lo digo, en relación con el “bibliazo” recomendado al final del artículo…

En el año 73, en pleno Yon Kipur, un día sábado Israel fue invadido por las fuerzas de los países circundantes, menos Jordania… Como en el año 1967 hubo efectivos de Argelia y Marruecos también. Israel, a pesar de la “supuesta sorpresa” ¿? se repuso y volvió a controlar la situación frente a sus enemigos que pretendían liquidar su existencia nuevamente. En esa ocasión el puente aéreo entre la URSS y Siria suministraba las armas y pertrechos a un bando, mientras que EE. UU lo hacía con Israel.

Desde la Guerra de los Seis Días Israel retenía la Península del Sinaí. Luego del acuerdo de Camp David, le fue devuelta a Egipto, no así la Franja de Gaza, que Egipto no admitió… El Sinaí, deshabitado, con sus pozos de oro negro manando, era reclamado; la franja de Gaza que había sido un pretexto para la guerra de los Seis Días no se admitía…

Efectivamente, la península del Sinaí hasta los días en que fue ocupada por Israel era improductiva, pero cuando Israel se lo entregó a Egipto, se la devolvió produciendo petróleo; elemento del que se habían abastecido los israelíes desde hacía tiempo… Y Egipto reclamaba una indemnización por el petróleo extraído durante el tiempo que Israel retuvo esa península… Y rechazaba volver a administrar Gaza…

He recorrido el país prácticamente entero, claro hace cerca de 30 años. Observé en la zona de Hebrón, entonces, el “folclore” costumbrista… Las cafeterías o establecimientos que podríamos asimilar a nuestras cafeterías, así como sus terrazas, repletas de señores jugando a un juego que se me antojaba algo parecido a las damas. Mientras, los campos de vides (abundantísimos), atendidos por una inmensa mayoría de mujeres (quizá el 0.5% eran hombres). En el desierto de Negev pudimos comprobar la existencia de un sistema de conducción de agua… Se nos advirtió que en todo el país se podía beber agua, salvo que en la fuente se advirtiera que no era potable…
Dentro de la ciudad de Gaza no estuvimos. Hacía, entonces seis años que Egipto había rechazado volver a administrar esos territorios y a las gentes por las cuales había colaborado activamente en tres guerras, junto al resto de los ejércitos que formaban coalición con miras al exterminio de la incipiente nación.

A la luz del “bibliazo recomendado”, creo que es conveniente tener presente cuál ha sido el devenir de este, cada vez más complicado problema… para no seguir formando parte de los que van formando la cordillera más alta, a la que Julián Besteiro denominaba “ el Himalaya de embustes”.
(durante dos días he tenido dificultades para acceder) jjm


(Ignacio) #12

Estimado Jonás, háztelo mirar. Háztelo mirar, por favor…
A veces, demasiadas veces, es imposible conversar, debatir, con quien, quienes, tienen las ideas preconcebidas por causas ajenas a su voluntad. Son muchos años de contaminación y adoctrinamiento antijudío, antinorteamericano, que es muy difícil cambiar de la noche a la mañana. Se necesita ayuda, tratamiento y mucha paciencia. Porque lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible…
Abrazos fraternales en Jesús de Nazaret…

P. D. Espero, en breve, disponer de tiempo suficiente para mostrar y demostrar que el comentario de Jonás Berea, junto con los apoyos de su incondicional, Juanfer, no sólo son inexactos, sino además malvados, perniciosos y fragmenta la iglesia adventista, el espíritu cristiano y pone palos (bombas) en el camino de la PAZ entre las personas CIVILIZADAS…


(Ignacio) #13

A su Majestad el “rey” Jonás Berea, y a su “paje” colaboracionista incondicional, Juanfer, sean dirigidas mis humildes palabras, mi humilde comentario:
Aunque sus posiciones extremistas, ofensivas y sectarias, son harto conocidas, no dejan de sorprender, escandalizar y sembrar odio entre la comunidad adventista y no adventista del mundo mundial.
Porque vamos a ver, si su Majestad, paje incluido, desean, cabalgan y tratan de cambiar, transformar , la Iglesia Adventista del Séptimo Día, en una comunidad (¿comunista?) abierta, transparente e igualitaria en derechos y deberes entre todos los hermanos y hermanas del “convento”, cómo es posible escribir y pensar como lo hace vuecencia y su fiel e incondicional paje?.
Creo que no se debe, no se puede, por ser poco ético y nada estético, autodenominarse miembro de la iglesia adventista, y luego intentar colar ideas marxistas-leninistas con comentarios y críticas furibundas, que destilan más odio que cordura, racionalidad y bondad, contra todo y todos los estamentos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde arriba, Ted Wilson, hasta abajo, el vecino del quinto. No sin olvidar, faltaría más en un teórico del marxismo de salón y comunista de boquilla, que el mal de todos los males del mundo mundial, lo tienen los Estados Unidos, su actual presidente, Barack Obama, y el “diabólico” Estado de Israel. Los demás, todos los demás, son unos buenos, santos y piadosos sufridores de la tiranía judía-norteamericana. En Cuba es el paraíso, nada que objetar. En Venezuela, brota el petróleo como si fuera leche y miel para alimentar a todos los pobres venezolanos que no han podido huir del demócrata de toda la vida, Nicolás Maduro, o era Tarugo?. En Bolivia todo bien. Un intelectual amante de la hoja de coca, gobierna tan democráticamente que el producto, la industria que más ingresos da, es precisamente las remesas que los inmigrantes bolivianos repartidos por Europa y Estados Unidos, envían como divisas al paraíso boliviano. Y qué podemos decir de la actual Rusia de Putin, antigua URSS, donde millones de rusos iban de vacaciones a Siberia para no volver nunca más. En fin, que el mundo, incluyendo a Israel y a Estados Unidos, no es perfecto, quién lo es, ya lo sabemos de sobras todos y todas. Otra cosa es que inclinemos la crítica, como la balanza, hacía un lado, dejando el resto en el limbo. Eso no se puede, no se debe, hacer nunca.
Porque, sinceramente, Majestad, “rey” Jonás Berea, y su inseparable e incondicional “paje” Juanfer, no es bueno, ni adecuado, denominarse cristiano-adventista, para luego decir y escribir lo que opináis abierta y descaradamente. No se puede, ni se debe, venir, colarse, en una comunidad cristiana-adventista, para hacer de Portavoz de la banda denominada Podemos, o aún peor, utilizar los medios cercanos, o lejanos, a la iglesia adventistas, para justificar lo injustificable con el terrorismo de Hamás. Una organización malvada que predica el crimen, el asesinato y el terror, no solo contra los judíos, los norteamericanos, sino también contra los cristianos, contra los infieles, es decir, contra los que no se arrodillan ante los versículos satánicos. Y, supongo, entre ellos, entre los que un día u otro, estarás tú, Majestad Jonás Berea, tu paje, un servidor y todo hijo de vecino. Eso, todo eso, le parece bien a vuecencia?. A mi, evidentemente no. Repito, Israel y Estados Unidos, no son perfectos, pero quién lo es?. O prefieren vivir en Corea del Norte, Cuba, Venezuela, China o EN LA Rusia de Putin?..
Aconsejo, viendo y constatando como está España, Europa y el mundo mundial, que el moderador de CAFÉ HISPANO, vigile y modere las colaboraciones de según qué temática.
Los tiempos no están, precisamente, para echar más leña al fuego, para crispar aún más a la sociedad, adventista o no adventista. Si alguien se siente comunista y simpatizante de la banda presuntamente delictiva denominada Podemos, está en su derecho de serlo. Pero que no utilice, por favor, este foro como medio de propaganda antijudía, antinorteamericana, o anticapitalista. Que ya todos sabemos cómo empieza la película y, por desgracia, cómo acaba. Cuando sustituimos la DEMOCRACIA por la VOZ del pueblo, el pueblo se queda sin VOZ y sin DEMOCRACIA…
P. D. Si estos intelectuales de la nada, submarinos, paracaidistas, de los comunistas Podemos, y de los terroristas de Hamás, pretenden cambiar la iglesia adventista, que no cuenten con mi apoyo ni mi simpatía. Prefiero que la cosa siga como está. La Iglesia Adventista del Séptimo Día, con todos sus defectos, y virtudes que también las tiene, es mucho mejor, tal y como está, a lo que pretenden hacer con la institución cristiana, los Jonás Berea, Juanfer y demás tropa comunista, marxista y bolivariana peronista infiltrados en la comunidad adventista…
CON ISRAEL SIEMPRE, PESE A QUIEN LE PESE Y PASE LO QUE PASE…


(Jjmenezo) #14

Eupevicu, te has mostrado
con un estilo tremendo…
La forma, el argumentado
raya, creo, en lo horrendo.

Pienso que el magnetismo
Influye en tu discurso…
Delgada raya, no abismo
mostráis, los polos en curso.

El adhiere a un polo
es vivir satelizado:
girar en torno a él solo,
con magnetismo trabado.

Lo de “pase lo que pase”,
¿no es algo exagerado?..
El polo no te desfase,
y serás más moderado.
jjm


(Jjmenezo) #15

Perdón. Quería decir:

Eupevicu, te has mostrado
con un estilo tremendo…
La forma, el argumentado
raya, creo, en lo horrendo.

Pienso que el magnetismo
Influye en tu discurso…
Delgada raya, no abismo
mostráis, los polos en curso.

Adherirse a un polo
es vivir satelizado:
girar en torno a él solo,
con magnetismo trabado.

Lo de “pase lo que pase”,
¿no es algo exagerado?..
El polo no te desfase,
y serás más moderado.
jjm


(Luis González) #16

¡Uff…! ¡Qué miedo me dan los polos opuestos… ! Veréis. Existe una “opereta”… sin música (así se la definió), titulada “Los extremeños se tocan”, obra de teatro de Pedro Muñoz Seca y que se estrenó en 1929 en el Teatro de la Comedia de Madrid… ¡Humm…! ¿Me vais entendiendo…?

Y como hoy voy de ironía, leo en el periódico El Mundo lo siguiente: ***“Hamas celebra su 27 aniversario prometiendo la destrucción de Israel”***… Angelitos míos…


(Ignacio) #17

Juanfer, eres tan malvado como indigente…
Tomando tus propias palabras, tu propio veneno y tu propia medicina, te diré, te digo:
Asusta pensar, que tantos profesos y falsos cristianos comunistas, disfrazados de adventistas, defiendan a esa gentuza que tiene como único fin el asesinar, salvajemente, a niños, cristianos, judíos, cooperantes de ONGs, y a cualquiera que se cruce por su camino. El Islam, basado en un libro repleto de versos satánicos, es la piedra, nunca mejor dicho por la referencia a la Meca, en la que se sostiene toda la locura de los musulmanes islamistas, sus seguidores, simpatizantes y colaboradores necesarios, como tú, Juanfer y tu Maestro, o debería decir Majestad?, Jonás Berea.
Juanfer, Juanfer, no utilices, por favor, el nombre de Dios en vano. No mezcles a Jesús de Nazaret, con tus ideas marxistas, comunistas y paranoicas que la teoría de la conspiración universal. Lee un poco más, no olvides tomar la pastilla y trata de sosegarte por el bien de tu salud y la salud de los demás. Lástima que la iglesia adventista, como ha sucedido en otras comunidades, haya tenido que recoger, en el sentido social y comunitario, a antiguos comunistas huérfanos de padre y madre desde la caída del muro de Berlín en 1989. Digo lástima, porque vosotros no predicáis el Evangelio, las Nuevas Buenas, sino que predicáis el evangelio de Carlos Marx, Lenin y Stalin. Sois, como dice la Biblia, los lobos vestidos de corderos infiltrados en la Iglesia, para dividirla, para destruirla y para convertirla en una organización al servicio de los terroristas, dictadores y malvados del mundo mundial. ¿Vosotros queréis cambiar la iglesia?. No, por favor, ni lo intentéis. Que para cambios así, ya está bien, y muy bien, como está.
Sin más, y deseando que la pastilla, o pastillas, te hayan hecho efecto, me despido con un saludo cordial y afectuoso. Los que amamos a Jesús de Nazaret, a Israel y a toda la gente buena, no somos rencorosos ni nada parecido…


(Ignacio) #18

Te doy las gracias, jjmenezo, por tu comentario simpático y afectuoso en verso y todo. Te leo siempre y considero muy positivos tus acertados y lúcidos comentarios. En cuanto a mi modesta persona, mi modesto comentario, no lo consideres como algo extremo, radical, aunque lo pueda parecer. Es mi manera de ser y, bien o mal, mi marea de expresarme. Como dicen los norteamericanos, soy muy directo. Pero nada más. Aunque el tema que nos ocupa, es muy delicado, muy sensible, como para tener que leer tantas barbaridades referidas al pueblo judío, al pueblo de Israel. Sin más y con mucho aprecio, respeto y simpatía, me despido con gozo gracias a Jesús de Nazaret…


(Luis González) #19

Pues visto lo visto, qué pena me dan ciertos comentarios que han ido demasiado lejos… Desde la discrepancia, un abrazo solidario, Juanfer; y otro para ti también, Jonás Berea.


(Jjmenezo) #20

Eupevicu, quien a ti vea
tan directo conduciendo;
dirá, creo yo, quien sea:
¡que proceder tan tremendo!

Veréis por mis apostillas,
de qué doy cuenta y razón,
sin producir más astillas…
¿Quizá en alguna ocasión?..

Tratando del mismo hilo,
y de esta misma cuestión,
y con este mismo estilo,
me amenazó un matón…
Lugonso arrimó el hombro,
librando a este servidor
de insultos que no renombro…
Que ¡olvidarlos es mejor!

Más tarde, el moderador
también salió a la palestra,
con cordura, y sin furor…
(con una blanda propuesta).

Sí, mucho se desatina,
por la bipolarización…
Gaza, es hoy Palestina,
por la Egipcia dejación.
jjm