¡Los adventistas catalanes no se indignan!


(system) #1

La plaza de Catalunya en Barcelona y la Puerta del Sol en Madrid están a rebosar [19/5/2011 a las 23.00h en España]. Miles de jóvenes y no tan jóvenes indignados exigen una “Democracia real ya”.

El así llamado “Movimiento del 15-M” o “Movimiento de los indignados” se ha extendido por toda España y Europa. Según las cifras que ha ido publicando la edición electrónica del diario de referencia en español, elpais.com, en la tarde del jueves 19 de mayo había, además de muchos miles de manifestantes (quizá decenas) en Barcelona y Madrid, 200 en la embajada española de Lisboa, centenares en Oviedo, decenas de personas en la embajada española de Londres, ocho mil (sí, 8.000) en Valencia, centenares en Santander, un millar en Sevilla, 700 en Málaga, 500 en A Coruña, tres mil en Bilbao y 500 en Mallorca. En Twitter, casi 23 mil personas siguen @acampadasol, a 1472 personas les gusta acampadasol en Facebook, y a 203.784 personas les gusta la página de Facebook Democracia real YA, la plataforma que convocó para el pasado 15 de mayo la manifestación que derivaría en esta multitudinaria movilización.

Este movimiento ha cogido tal envergadura que el mismo 19 de mayo fue portada del Washington Post con la foto que abre este artículo a cuatro columnas y bajo el titular: “A spring of frustration in Spain”.

A escasos quilómetros de la plaza Catalunya de Barcelona, en la ciudad de Badalona, los adventistas del area metropolitana de Barcelona estaban convocados desde hacía meses por el Departamento de Jóvenes de la Unión Adventista Española, a un congreso de jóvenes adventistas de casi una semana de duración con objetivos que van del reavivamiento espiritual a la campaña evangelística. Dicho congreso se titula “Mentrestant” una palabra catalana (el catalán es lengua autoctona y cooficial de la comunidad autonoma de Catalunya) que en castellano es “mientras tanto, entretanto, mientras”.

Es decir, mientras miles de jóvenes se manifestaban en toda España contra la corrupción en la política (entre los dos principales partidos políticos españoles presentan cientos de imputados a las elecciones municipales que tendrán lugar el próximo 22 de mayo en España), contra la falta de empleo (más de un 40% de jóvenes españoles no tiene trabajo), contra la complicidad entre políticos y banqueros y contra la llamada “dictadura” de los mercados, los jóvenes adventistas de Barcelona se reunían en una iglesia para alabar a nuestro creador.

Uno de los líderes de la campaña “Mentrestant” (Mientras tanto), ha explicado qué temas se han tocado hasta ahora en un breve e-mail escrito de prisa y corriendo debido a que este periodista le ha dado un margen muy corto de tiempo para responder.

Según este líder, desde el pasado martes hasta el viernes, centenares de jóvenes adventistas y varios no adventistas se preparan para el “Mentrestant”, que es el “primer congreso de jóvenes de Cataluña”. “Mientras tanto”, escribe este líder, “es el nombre […] en que enfatizamos que como creyentes en una vida mejor más allá de lo que vemos debemos concentrarnos en lo que hay ahora, porque es nuestro presente, y hay que vivirlo, gozarlo, y hacer las cosas bien, para nosotros, para el prójimo y para quién nos creó”.

Debido a la falta de tiempo y a la imposibilidad de hablar con este líder, este periodista no ha podido preguntarle cómo piensan disfrutar este presente y qué cosas quieren hacer bien para el prójimo cuando en España se está recortando la sociedad del bienestar.

Los objetivos que promueve “Mentrestant” son nobles ideales claramente compartidos con los miles de jóvenes que se manifiestan en toda España. La diferencia es que mientras los segundos hacen caceroladas, acampan en las ciudades, gritan lemas como "No hay pan para tanto chorizo", "Pueblo manso, buen esclavo" o "No nos mires, únete", los adventistas presentes en “Mentrestant” cantan los himnos que todos los adventistas conocemos.

Explica el mismo líder que “El martes empezamos con una charla de Jarib Sánchez, pastor local, sobre la comunicación, sobre lo fácil que es estar conectado cuantitativamente pero lo que cuesta hacerlo en buena calidad; sobre la relevancia de comunicarnos bien con los demás y sobretodo con Dios, usando la oración como aquella forma extraordinaria que podemos hablar con Dios y escucharle a través de nuestros pensamientos.”

¿Qué podemos comunicar a los demás si no escuchamos ni cuando miles de personas se tiran a la calle pidiendo una vida digna?

La tarde del jueves, decenas de miles de jóvenes españoles se preparaban para llenar las plazas de sus ciudades y manifestarse. Mientras tanto, un pastor que participaba en el "Mentrestant" escribía en su twitter sobre lo que pasaba en “Mentrestant”: Mentrestant salimos a jugar a la playa y regalamos libros…”

El líder que se comunicó con Café Hispano por medio del correo electrónico, también explica qué hablaron en la conferencia del miércoles: “Al día siguiente [miércoles], Gustavo Squarzon, pastor destinado a evangelizar en toda España, nos habló de ser diferentes en esta vida, de ser anormales, de seguir unos principios distintos a los que nos venden, con el ejemplo de José, que sepamos afrontar los momentos malos y también los buenos que nos da la vida, porque de nuestra respuesta a ambos saldrá nuestro carácter”.

¿Cómo debemos afrontar como adventistas los recortes sociales que se llevan produciendo en España? ¿Cómo debemos enfrentar como adventistas que políticos corruptos se presenten a las elecciones?

El mismo líder también contó qué pasó la tarde del jueves: “Hoy jueves, Dani Moreno, pastor de jóvenes de Catalunya, ha disertado sobre la vida de Noé, sobre las presiones sociales que recibió mientras construía el arca. Cada uno de nosotros vive sometido a millones de impactos sociales, noticias, amigos, familia, iglesia, etc. pero lo que debemos hacer es definirnos, localizarnos, en definitiva, saber dónde estamos. Noé tenía claro que Dios estaba allí y que él iría con Dios hasta el final, a pesar de no saber lo que era la lluvia, de seguir una locura, los cristianos actuales también creemos una locura... ¿no?”

¿Qué locura creemos los cristianos? ¿Es locura asistir impasible al espectáculo de cómo los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres? ¿Es locura no indignarse ante la falta de empleo? ¿Es locura no levantar la voz cuando políticos imputados se presentan a las elecciones? ¿Es locura encerrarse en una iglesia cuando todo el mundo, cuando nuestros conciudadanos, cuando nuestros hermanos en Jesús, cuando el pobre y la viuda salen a la calle para decir que ya basta, que ya no pueden seguir así?

¿Dónde estamos los adventistas cuando el sistema en el que vivimos se ensaña contra el débil de la misma manera que los escribas y fariseos atormentaban a las prostitutas y cobradores de impuestos?

¿De verdad esperamos que la sociedad nos tome en serio cuando encerrados en nuestras iglesias pedimos a Dios que solucione nuestros problemas cuando ese mismo Dios todavía no ha solucionado el problema del hambre en el mundo? ¿Qué estamos comunicando con nuestros hechos a la sociedad que nos rodea? ¿Dónde queda ese principio evangelístico de encontrar a la gente donde está, de reír con los que ríen y de llorar con los que lloran?

Los adventistas españoles no se han indignado. En Facebook puedo ver que mientras muchos españoles no adventistas comentan las vicisitudes de las manifestaciones, la inmensa mayoría de los adventistas no dicen ni pío. Es más, sus publicaciones parecen indicar que nada está pasando en España.

La religión, como todos sabemos, puede despertar conciencias y también adormecerlas. Cuando las adormece, la religión se transforma en el opio del pueblo.

Después de esta breve e incompleta presentación de hechos, opiniones e interrogantes, es el momento de iniciar la conversación en Café Hispano. A continuación, algunas preguntas para dar pie:

1- ¿Participas en “Mentrestant”? Cuéntanos qué tal va y qué sentido tiene para ti en el contexto del 15-M y de los jóvenes indignados.

2- ¿Debemos los adventistas participar en este tipo de protestas?

3- Como protestantes que somos, ¿debemos protestar solo ante la intolerancia religiosa?

4- ¿Qué razones ideológicas, sociológicas y/o teológicas crees que ayudan a explicar la pasividad de los adventistas españoles ante estos eventos?

Finalmente, uno de los varios adventistas españoles indignados escribe sobre el 15-M aquí.

[Este artículo no cumple con los estándares de CH. Razón, aquí. No se ha retirado porque ha generado muy buenos comentarios.]


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/3167