Medios estadounidenses reportan que para los líderes adventistas es un error permitir la ordenación de la mujer


(system) #1

La declaración de la Iglesia Adventista del Séptimo Día sobre el hecho de que tres Uniones (dos norteamericanas y una europea) hayan aprobado la ordenación pastoral de la mujer, ha dado de qué hablar en los medios de comunicación norteamericanos. Así, tanto el Washington Post como el Huffington Post recogieron la noticia publicando en sus respectivas webs la información enviada por la agencia de noticias de religión Religion News Service (RNS), una organización sin ánimo de lucro dirigida por una de las escuelas de periodismo más prestigiosas de Estados Unidos.

Según RNS, los líderes de la Iglesia Adventista consideraron “errores serios” el hecho de que varios entes regionales hubieran aceptado la ordenación pastoral. Los mismos líderes aseguraron que las ordenaciones de las mujeres no serán reconocidas más allá de sus territorios.

RNS también explica que muchas pastoras en Estados Unidos son “comisionadas” en lugar de “ordenadas” por razones de sexo.

La misma agencia recuerda que en 1990 la Asociación General (AG) “aprobó una recomendación para prevenir la ordenación de las mujeres al ministerio”. En 1995, la AG rechazó una petición de la División Norteamericana para permitir a los entes regionales decidir sobre la ordenación de la mujer.

Finalmente, RNS explica que para los líderes adventistas, la reciente declaración tiene que ver con el funcionamiento y la regulación de la iglesia, y no con la ordenación de las mujeres.

Esta información reportada por RNS y difundida por las versiones online del Washington Post (20,1 millones de lectores mensuales en EE.UU y 6 millones fuera del país) y el Huffington Post, (58,4 millones de lectores mensuales en EE.UU. -la onceava página más visitada en el país y la más visitada entre las webs de noticias) ha generado diferentes comentarios en sus respectivas páginas webs.

En la del Washington Post, un lector cita al autor de novelas de terror, Ray Garton, quien llama a los adventistas “Sadventists” porque son sádicos y tristes (“sad” en inglés.)

Otro lector del mismo diario pregunta: “se puede confiar en una organización que discrimina a las mujeres de manera intencional y luego culpa a Dios de la misma?”

En el Huffington Post, la discusión es más extensa. Varios lectores muestran su estupefacción por el hecho de que la iglesia adventista todavía se resista a la ordenación de las mujeres.

En cambio, uno de ellos afirma admirarnos por mantenernos firmes en nuestras convicciones a pesar de las presiones de la sociedad. Esto “requiere coraje”, escribe.

Finalmente, Michael Hallmark, un lector que demuestra tener conocimiento de la historia de la iglesia adventista, destaca lo que para él es una ironía: que nuestra iglesia fuera fundada y dirigida por una mujer y que todavía hoy no se ordene a las mujeres.

--

[Invitamos a nuestros lectores a que tengan en cuenta nuestro compromiso de buenas prácticas a la hora de publicar comentarios. Los artículos y comentarios publicados en Café Hispano contienen las opiniones de sus autores y en ningún caso Café Hispano se hace responsable de las mismas. Si usted quiere publicar o simplemente contactar con Café Hispano, escriba a editorcafehispano@gmail.com]


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/4835