Nuestra experiencia como siervas del Señor -1


(system) #1

¿Qué ha significado para las obreras bíblicas norteamericanas haber sido finalmente nominadas para la ordenación pastoral?

A continuación ofrecemos un breve resumen de cada uno de sus testimonios con el enlace a la versión original en inglés. Recordamos a nuestros lectores que todos los artículos de Sepctrum se pueden traducir instantáneamente al castellano mediante Google, gracias al menú situado bajo la fecha de publicación de cada artículo.

EL LLAMADO - Raewyn Hankins, pastora principal de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Victorville, en Victorville, California.

“Para mí, la ordenación de las mujeres significa que las mujeres jóvenes que son llamados al ministerio ya no tendrán que elegir entre complacer a Dios y complacer a su comunidad de la iglesia.”

“Impartiendo estudios bíblicos, semanas de oración, reuniones de reavivamiento, descubrí el amor por el ministerio y una sensación de plenitud que ningún otro trabajo podría darme. En mi último año en la escuela secundaria, comencé a percibir que Dios me estaba llamando al ministerio pastoral.”

“Sin embargo, dudé. Dudé porque no estaba segura de lo que mi iglesia podría pensar de mí. Yo no quería ser vista como una rebelde, una "liberal". Y, honestamente, por lo que mi iglesia cree, yo no estaba segura lo que Dios pensaba de mí."

“Dios abrió las puertas para estudiar en la Universidad La Sierra y me encontré con una Asociación que creía en mi vocación. Los líderes de la Asociación del Sureste de California tuvieron el valor de arriesgarse y reconocer el llamado de Dios en la mujer cuando era arriesgado e impopular hacerlo.”

“En ese momento, la Unión del Pacífico simplemente me separó de mis colegas masculinos y afirmó que había sido "comisionada" y que ellos habían sido "ordenados". Eso fue antes del 19 de agosto. El 19 de agosto, un grupo de administradores de la iglesia, pastores, líderes y miembros regulares de la iglesia votó, por una abrumadora mayoría del 79%, ordenar sin tener en cuenta el sexo.”

Lea el testimonio completo.

EL ABRAZO – Carmen Ibáñez es la directora de operaciones de Pine Springs Ranch en Mountain Center, California.

“Mis sentimientos en cuanto a la ordenación son un tanto desiguales. Esto puede tener que ver con el hecho de que he sido pastora durante 19 años sin haber sido "ordenada". Pasé por el proceso de ordenación años atrás, y ya que soy una mujer, fui aprobada por ser encomendada en lugar de ser ordenada. También podría tener que ver con el hecho de que yo estaba consumida por tratar de cumplir con el llamado que Dios puso en mi corazón a pesar de la oposición y no he tenido tiempo para preocuparme por lo que mi credencial dice.”

“Es una sensación increíble ser finalmente confirmada por el cuerpo de la iglesia, incluso si es sólo en nuestra Unión. Yo lo comparo con la sensación de después de haber sido bautizada.”

Lea el testimonio completo.

UNA DISCÍPULA DE JESÚS - Marlene Ferreras es una pastor asociada en la Iglesia Azure Hills en Grand Terrace, California.

“La ordenación de las mujeres significa que mi iglesia afirma el llamado de Dios en mi vida. He sido pastora durante doce años en tres iglesias diferentes.”

“Como discípula de Jesús, he buscado la mejor formación disponible para mí, porque Dios merece lo mejor posible. Estudié en la Universidad de La Sierra, en la de Loma Linda y en el Seminario Teológico Fuller. He sido instruida en Estudios Bíblicos y Teología, y en Matrimonio y Terapia Familiar.”

“Yo realmente nunca consideré cuestionar si el llamado de Dios en mi vida era apropiado para mi sexo. Después de todo, este es el Dios de Israel, estamos hablando de Dios y Él tiene una historia de llamar para ser discípulos, apóstoles y líderes a candidatos por los que rara vez apostaríamos.”

“Los jóvenes no aceptarán un modelo de iglesia que hace distinciones entre las personas, y ellos no son el futuro de nuestra iglesia, ellos son nuestra iglesia. Como pastora que ha ministrado a los jóvenes durante doce años, les he dicho siempre que los dones de Dios son para todo el pueblo de Dios para servir a Dios.”

Lea el testimonio completo.

EMPODERADA - Norma Osborn recientemente se retiró de su posición como pastora asociada de la Iglesia de Pacific Union College.

“Para mí, la ordenación de las mujeres significa varias cosas: que yo pueda continuar sirviendo a Dios en cualquier capacidad para la que Él me llame sin tener una cadena de opresión continuamente tratando de retenerme. Esto significa que las mujeres que vienen después de mí tienen una mayor oportunidad de ser parte del sistema confesional y darse cuenta de su profundo deseo de servir a Dios como pastoras. Esto significa que las nuevas generaciones puedan apreciar esta iglesia como un lugar donde el deseo de todos es hacer justicia, amar la misericordia, y andar humildemente ante Dios.”

Lea el testimonio completo.

--

[Invitamos a nuestros lectores a que tengan en cuenta nuestro compromiso de buenas prácticas a la hora de publicar comentarios. Los artículos y comentarios publicados en Café Hispano contienen las opiniones de sus autores y en ningún caso Café Hispano se hace responsable de las mismas. Si usted quiere publicar o simplemente contactar con Café Hispano, escriba a editorcafehispano@gmail.com]


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/4795