Ordenación de Mujeres: La Realidad acerca de la Verdadera Posición de cada una de las 13 Regiones-Divisiones de la Iglesia Adventista


(Spectrumbot) #1

Resumen:

Problema: No se conoce con certeza la posición con respecto a la Ordenación de Mujeres (OM) en cada una de las 13 regiones o Divisiones de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Una revisión en las redes sociales parece sugerir que la División de Norteamericana (NAD, por sus siglas en inglés) a menudo se considera como la única región o la principal a favor de la OM. Existen reportes informales acerca de la posición de cada División, pero, según nuestro conocimiento, este estudio es único, ya que informa acerca de los hallazgos de una revisión y análisis exhaustiva de cada una de las presentaciones e informes de los Comités de Investigación Bíblica de cada División.

Métodos: Análisis de contenido y meta-síntesis de las presentaciones e informe escritos acerca de la ordenación de mujeres (OM) realizadas por los 13 Comités de Investigación Bíblica antes de la sesión de la Asociación General (AG) del 2015.

Resultados: El informe final y numerosos documentos del Comité para el Estudio de Teología de la Ordenación de la AG (TOSC, por sus siglas en inglés) se encuentran únicamente en el idioma inglés en la paginas oficial de la iglesia, y no parecen haber sido traducidos a otros idiomas principales, ni difundidos ampliamente en las regiones respectivas. De las 13 Divisiones, una (1) División, la División de África Centro Oriental, declaró "todavía no" a la ordenación de mujeres (OM), que podría implicar una disposición a aceptar la OM. Hay siete (7) divisiones que dicen "sí" a la OM o que se "inclinan al sí" de entrada. Cuatro (4) de estas apoyan firme y explícitamente la ordenación de mujeres: División Inter-europea, División Norte Americana, División de Asia Pacifico Norte, y la División Trans- europea. Además, tres (3) Divisiones se "inclinan al sí" en sus observaciones e informe: División Inter-América, División del Sudeste Asiático, y la División del Pacífico Sur. Actualización: Noviembre- 2018, la División del Pacífico Sur ha votado para solicitar una reconsideración de la votación del AG en el 2015 en la próxima sesión de la AG. Esto significa que al menos una división adicional apoya plenamente la OM. Ninguna de las Divisiones que apoyan la OM citaron la cultura como una razón principal para hacerlo. Hubo cinco (5) Divisiones que dijeron "no" o se "inclinan al no": División Euroasiática, División Sudamericana, División de África Meridional y Océano Índico, División de Asia Pacifico Sur, y la División de África Centro Occidental. La División que se ‘inclina al no’, la División Euro-asiática, presentó argumentos bíblicos que parecieran respaldar o apoyar la OM, pero concluyó que "desalientan la práctica (de ordenar a mujeres como pastoras)" debido a factores culturales como una razón clave. Además, tres (3) Divisiones, la División Sudamericana, División de Asia Pacifico Sur y la División de África Centro Occidental, indicaron que estarían dispuestas a aceptar la OM si la iglesia mundial lo aprueba. Dos (2) Divisiones, la División Sudamericana y la División de África Meridional y Océano Índico, parecen tener una oposición fuerte en contra de la OM. Sin embargo, si bien la División Sudamericana estableció una posición de rechazo a la OM, también indica que está dispuesta a aceptar la OM si la iglesia mundial lo aprueba. Esto significa que 12 de las 13 divisiones estarían dispuestas a aceptar la ordenación de mujeres. La División de África Meridional y Océano Indico no solo se opone a la ordenación de mujeres como pastores, sino que también propone anular la posibilidad de que las mujeres sean ordenadas como ancianas.

Conclusión: Contrario a lo que cree, una mayoría (7) de los 13 Comités de Investigación Bíblica de cada División, explícitamente apoyan de entrada la ordenación de mujeres como pastores o no se opondría a la ordenación de mujeres, de acuerdo a las respectivas presentaciones entregadas por escrito al TOSC. Una (1) División declaró "todavía no" y, aunque se podría suponer que eventualmente respaldaría la OM, no queda claro en la presentación. De los cinco (5) que se oponen a la OM, cuatro (4) estarían dispuestos a aceptar la OM si fuera aprobado por la iglesia. Es importante tener en cuenta esto porque eleva a 12 el número total de Divisiones que aceptarían la ordenación de mujeres como pastores. Sorprendentemente, solamente dos (2) Divisiones parecen estar fuertemente opuestas a la OM, pero incluso una de ellas, la División Sudamericana, está dispuesta a aceptar la OM si es aprobada por la iglesia mundial. La cultura solo fue citada explícitamente por una División, y esta División se ‘inclina al no’. Esto contrasta con las Divisiones en apoyo de la OM, la cual ninguna se refirió a la cultura como razón fundamental para apoyar OM. A partir de una lectura plena de las presentaciones o informes por escrito de cada División y sus respectivos Comités de Investigación Bíblica, parece que la iglesia está "paralizada" con el tema de la ordenación de mujeres principalmente porque una (1) División se opone firmemente a la ordenación de mujeres, a tal punto que más bien propone rescindir la ordenación de mujeres como ancianas. Esta División también parece haber tenido éxito en convencer a otros que la flexibilidad en la aplicación de ordenación de la mujer en diferentes regiones “conduciría a una mayor fragmentación, lo que amenazaría la unidad de la iglesia mundial” (ver Apéndice A).

Recomendaciones: 1) Los líderes de la iglesia deben informar a la iglesia mundial que la mayoría de los Comités de Investigación Bíblica de las 13 Divisiones apoyan la ordenación de mujeres o aceptarían la ordenación de mujeres. 2) En reconocimiento a este elevado nivel de apoyo sea con base al análisis de la Biblia y escritos de Elena G. White, hacia la ordenación de mujeres, o la disposición a aceptar la ordenación de mujeres entre otras Divisiones, los líderes de la iglesia y los miembros deben reconocer que el tema de la ordenación de mujeres no es un problema teológico o doctrinal, sino simplemente una preocupación administrativa. 3) Los líderes de la iglesia deben hacer los esfuerzos necesarios para traducir los materiales y el sitio web de Comité para el Estudio de Teología de la Ordenación (TOSC, en inglés) a otros idiomas principales y colocar los diferentes estudios regionales en la página de la Asociación General.

Introducción

Cientos de mujeres sirven como pastores en la Iglesia Adventista del Séptimo Día[1], pero la denominación continúa lidiando con el tema de la ordenación de mujeres (OM). Aunque varios grupos de estudio han examinado el tema a través de los años, la iglesia adventista nunca ha votado sobre los méritos teológicos de prohibir o aprobar la ordenación de mujeres.[2] En preparación para la Sesión de la Asociación General de 2015, el Comité de Estudio de Teología de la Ordenación (TOSC, por sus siglas en inglés) se encargó de investigar nuevamente el tema de la ordenación de mujeres. En este documento, informo acerca de una meta-síntesis de las presentaciones acerca de la ordenación de mujeres que realizaron los 13 Comités de Investigación Bíblica de cada División antes de la sesión del 2015 de la Asociación General.[3]

Una revisión de los foros en línea y las redes sociales, particularmente en América Latina, sugiere que, en la División Interamericana y la División Sudamericana, muchos asumen que la División Norteamericana (NAD, por sus siglas en inglés) es la única o principal región que está a favor de la OM. Aunque ha habido informes informales o anecdóticos previos sobre la posición de cada una de las Divisiones con respecto a la ordenación de mujeres[4], este estudio es único ya que informa sobre una revisión exhaustiva de las presentaciones e informes por escrito de los Comités de Investigación Bíblica de cada División. Ya que se asume que la mayoría de la iglesia mundial tiene una posición específica con respecto a la ordenación de mujeres, los principales objetivos de este artículo son: a) resumir para la iglesia mundial las posiciones de las Divisiones, y, b) determinar si hubo un consenso entre los investigadores de los Comités de Investigación Bíblica, que ayudaría a informar a los miembros de la iglesia si el tema de la ordenación de las mujeres es doctrinal o administrativa.

La votación en la Asociación General del 2015

Contrario a lo que se asume en debate en actualidad, la propuesta presentada y la votación realizada en la sesión de la Asociación General de 2015 no abordaron las bases bíblicas ni los méritos teológicos (o la falta de ellos) de la ordenación de mujeres. La pregunta específica formulada dice: “¿Es aceptable que los comités ejecutivos de división, según lo consideren apropiado en sus territorios, prevean la ordenación de mujeres para el ministerio del evangelio? Sí o no.” [5] Se desprende claramente de la lectura plena de la propuesta, que no se preguntó a los delegados si creían que la Biblia o los escritos de Elena de White, una figura autorizada en la iglesia, permitían o prohibían la ordenación de mujeres. En cambio, la pregunta era simplemente una solicitud administrativa para transferir la decisión de ordenación a cada División.

La propuesta de transferir la decisión de ordenación de las Uniones a las Divisiones fue rechazada pero no alteró las políticas vigentes. De hecho, el Presidente de la Asociación General reconoció y afirmó que "el voto de ordenación [en 2015 GC] no cambia la póliza o reglamentos actuales vigentes". [6] En consecuencia, las Uniones reclaman tener la libertad de continuar ejerciendo su autoridad para tomar las decisiones con respecto a la ordenación, de acuerdo con los reglamentos vigentes de la iglesia.[7], [8] Hasta la fecha, al menos dos Uniones en la División Norteamericana, la Unión de Columbia[9] y la Unión del Pacífico[10], han ejercido esta prerrogativa. Una tercera Union, Mid America Union, ha indicado que votará sobre el tema en su reunión del 2021.[11]

Aunque nunca ha habido un voto para negar la ordenación de mujeres estrictamente con base en el análisis de las Escrituras, en un esfuerzo por impedir que las Uniones tomen decisiones sobre la ordenación de mujeres conforme a los reglamentos vigentes, los líderes de la Asociación General (GC) crearon un sistema para tratar con aquellos que la AG considera que están "fuera de cumplimiento" y los delegados al Concilio Anual de 2018 aprobaron el "documento de cumplimiento". [12] La Asociación General emitió un documento con su análisis de lo que son los límites de la autoridad de las Uniones. [13] Los que apoyan el documento de cumplimiento argumentan que: a) la votación de 2015 fue de hecho una votación acerca de los méritos teológicos de la ordenación de mujeres y para negar la ordenación de mujeres, y, b) se animó a las delegadas a la sesión de la AG para que estudiaran el tema por sí mismas.

Comité de Estudio de la Teología de la Ordenación - Informes y Traducción a Principales Idiomas

Este estudio se limita a analizar la documentación y presentaciones de cada Comité de Investigación Bíblica de las Divisiones tal cual aparece en el sitio en internet de la Comité de Estudio de la Teología de Ordenación (TOSC, por siglas en ingles). Después de realizar una extensa revisión de archivos, este investigador no pudo localizar el informe final del Comité de Estudio de Teología de la Ordenación (TOSC) traducido en otros idiomas principales. [14]En el informe final (solo disponible en inglés), el TOSC revela que aproximadamente el 67 por ciento de los miembros de TOSC respaldaron una perspectiva de consenso que apoya la ordenación de las mujeres como pastoras (ver la página 12).[15] Del mismo modo, los numerosos documentos que fueron encargados o producidos por investigadores y “eruditos” de la iglesia como parte del TOSC no parecen haber sido puestos a disposición de la iglesia mundial en otros idiomas principales en el sitio web de TOSC, que se encuentran en la página web de la Oficina de Archivos, Estadística e Investigación de la de la Asociación General.[16] [17]

Desafortunadamente, la AG no parece haberse asegurado que los cientos de páginas de investigación llevadas a cabo por el TOSC se hayan traducido a otros idiomas principales del mundo, de modo que los miembros de la iglesia y los delegados a la sesión del GC 2015 pudieran realmente estudiar el tema por su cuenta. De hecho, el sitio web de TOSC estaba y todavía está disponible solamente en inglés. Después de una inversión significativa en el TOSC, lamentablemente, los artículos y presentaciones de los investigadores de la iglesia no se difundieron ampliamente en otros idiomas.

Análisis de Contenido: Posición de las Divisiones con Respecto a la Ordenación de Mujeres

Antes de la Asociación General del 2015, cada División hizo una presentación en una reunión del TOSC, en la que resumieron la posición de su respectiva División. [18] ¿Hubo una tendencia entre las divisiones mundiales? Para informar y educar a los miembros de la iglesia, especialmente a aquellos que no tuvieron acceso a los materiales de TOSC en su idioma, realicé un análisis de contenido de las presentaciones realizadas por cada uno de los Comités de Investigación Bíblica de cada División. ¿Sera que el rechazo o la denegación a la ordenación de mujeres fue respaldada por una mayoría de las Divisiones? ¿Sera que las divisiones informaron una posición contundente acerca si las Escrituras prohíben la ordenación de mujeres?

Si hubo una clara indicación de apoyo para la ordenación de mujeres en la presentación escrita, esto se marcó como "sí" (ver Tabla 1). Si la presentación del Comité de Investigación Bíblica no estableció una posición clara, he usado el lenguaje más preciso para describir la posición. Donde hubo una clara falta de apoyo o un rechazo de la ordenación de mujeres, los he identificado como "no". Hubo algunos casos en los que la presentación no indica ni un "sí" y tampoco un "no". Por ejemplo, en un caso, no se proporcionó una posición, pero la presentación concluye que "no hay un principio bíblico que sea un impedimento para la ordenación de mujeres" (División del Pacífico Sur).

El análisis revela que, de las 13 Divisiones mundiales, hay una (1) División, la de África Centro Oriental, que dice "todavía no" a la ordenación de mujeres. Además, hay siete (7) Divisiones que apoyan la ordenación de mujeres o que aceptarían la ordenación de mujeres. Cuatro (4) de estos apoyan firme y explícitamente la ordenación de mujeres. Estos incluyen la División Intereuropea, la División Norteamericana, la División de Asia Pacifico Norte, y la División Trans-europea. Además, tres (3) Divisiones parecen "inclinarse al sí" al juzgar de las observaciones y comentarios de la presentación. Sin embargo, están listados como "inclinan al sí”, porque, aunque el contenido de sus presentaciones hablaba a favor de la ordenación de mujeres, la presentación no tiene una declaración directa explicita en apoyo a la ordenación de mujeres. Estos incluyen la División Interamericana, la División Sudestes Pacífico, y la División Pacífico Sur. Actualización: El 14 de noviembre de 2018, la División del Pacífico Sur votó para solicitar oficialmente que se reconsidere la votación de 2015 en la próxima sesión de la Asociación General. [19] Esto significa que al menos que otra División haya pasado de sí a no, ahora hay al menos ocho (8) Divisiones (de 13) plenamente a favor de ordenar a mujeres como pastoras.

En contraste, hubo cinco (5) Divisiones que dicen no o se ‘inclinan al no” en cuanto a la ordenación de mujeres, entre ellas la División Euroasiática, la División Sudamericana, la División de África Meridional y Océano Índico, la División de Asia Pacifico Sur, y la División de África Centro Occidental. Este grupo incluye una División (Euro-Asiática), que presentó argumentos que parecen apoyar la ordenación de las mujeres, pero decidió "desalentar la práctica (de ordenar a las mujeres como pastoras)" en parte porque "no puede ignorar las peculiaridades del entorno cultural en la División Euroasiática, en la que la mayoría de las personas están bajo la influencia de religiones como la ortodoxia, el islam, el budismo, y el tema de la ordenación de las mujeres se considera bastante doloroso en esas religiones" (ver Apéndice A).

Tabla 1. Posición de las divisiones de la iglesia en la ordenación de mujeres

Vale la pena destacar el caso de la División de Asia Pacifico Sur y la División de África Centro Occidental porque describen sus posiciones como no estando a favor de la ordenación de mujeres, pero indican que, si la iglesia mundial aprueba la ordenación de mujeres, ellos no se opondrían. El análisis de las presentaciones sugiere que solo dos (2) Comités de Investigación Bíblica (la División Sudamericana y África Meridional y Océano Índico) están categóricamente en contra de la ordenación de mujeres. De estos dos, cabe resaltar que la División Sudamericana dice estar dispuesta a aceptar la ordenación de la mujer si la iglesia mundial lo aprueba. Sin embargo, la División de África Meridional y Océano Índico que no solamente objeta la ordenación de mujeres, sino que también recomienda rescindir la posibilidad de que las mujeres sean ordenadas como ancianas. Esta División, también argumentó que la flexibilidad en la aplicación de ordenación de mujeres por regiones "conduciría a una mayor fragmentación, lo que amenazaría la unidad de la iglesia mundial" (ver apéndice A). Analizando el debate actual, es evidente que ha prevalecido la noción promovida por esta División en el sentido que la flexibilidad regional en lo que respecta a la ordenación de mujeres amenazaría la unidad de la iglesia.

Conclusión

El análisis de las presentaciones hechas por los Comités de Investigación Bíblica de cada una de las 13 Divisiones reveló algunos hallazgos notables. El hallazgo obvio es que, de 13 Divisiones, siete (7) apoyan de entrada la ordenación de mujeres, cuatro (4) firmemente y tres (3) inclinadas hacia el sí. Una de ellas, la División del Pacífico Sur, ahora está firmemente en la columna de "sí". Una (1) División dice "todavía no". Por otra parte, cinco (5) Divisiones dijeron no a la ordenación de mujeres. De estas, cuatro (4) de ellas indican que aceptarían la ordenación de mujeres y no objetarían si la iglesia mundial aprueba. Una (1) División menciona la cultura como la razón para no aceptar la ordenación de mujeres. Solo dos (2) Divisiones establecieron posiciones fuertes en contra de la ordenación, pero, aun así, una está dispuesto a aceptar la ordenación de mujeres si la iglesia mundial lo aprueba.

La segunda conclusión es que los miembros de la iglesia deben darse cuenta de que después de décadas de estudiar el tema, los investigadores y “eruditos” respetables y renombrados llegan a diferentes conclusiones, aunque es cierto que una mayoría no encuentran prohibición a la ordenación de mujeres en la Biblia o escritos de Elena G. White. Si bien no se puede dudar de la integridad como investigadores objetivos de los miembros de los Comités de Investigación Bíblica de cada División, es muy interesante observar que las posiciones sobre la ordenación de mujeres coinciden también con algunos de los mismos valores sociales, culturales, religiosos y políticos que prevalecen en las respectivas regiones..[20], [21] El ejemplo obvio es el caso de la División Euroasiática, que cita específicamente el contexto local y la cultura como una razón para oponerse, o al menos no apoyar, la ordenación de mujeres. Entonces, aunque se ha dicho que la cultura informa la posición de los que apoyan la ordenación de mujeres, también es cierto que la cultura informa a quienes se oponen a la ordenación.

Debido a que el trabajo del TOSC no se ha traducido o difundido ampliamente en otros idiomas, este estudio ha traducirá al español, especialmente para los lectores de la División Interamericana y Sudamericana. Este análisis sugiere que la mayoría de las Divisiones (al menos 7) apoyan claramente la ordenación de mujeres, pero forzar su posición en otras regiones puede no ser prudente. Del mismo modo, imponer la posición de cinco (5) División a las otras también parece ser imprudente. Además, cuatro (4) Divisiones que no apoyan la ordenación de mujeres indican que aceptarían si la iglesia mundial lo aprueba. A partir de una simple lectura de las presentaciones, parece que la iglesia está 'paralizada' en este momento principalmente debido a una (1) División, que ha establecido una posición fuerte contra la ordenación de mujeres e incluso propone rescindir la ordenación de mujeres como ancianas. De hecho, esta División ha logrado convencer con éxito, que la flexibilidad en la ordenación de mujer por región, significaría la ruptura de la unidad en la iglesia.

En lo que respecta al segundo objetivo de este documento, los líderes de la iglesia deben ser transparentes al explicar que la cuestión de la ordenación de las mujeres ya no debe tratarse como una cuestión doctrinal o una cuestión de creencia fundamental, y más bien, debe tratarse como una cuestión administrativa. La ambigüedad y la falta de claridad en la moción o propuesta a los delegados en la AG 2015 parece una brecha significativa en los principios y normas parlamentarias, y podría ser motivo para cuestionar los resultados, independientemente de cuál haya sido el resultado. Tal vez un "análisis de la propuesta" (como se hace en círculos profesionales que tratan temas de políticas o propuestas legislativas) debería ser obligatorio en el futuro y proporcionado a todos los delegados, en el cual se informa claramente del status quo, es decir, qué sucede si la moción falla, o qué sucede si se lleva a cabo la moción o acción. Finalmente, algo que se ha perdido en el debate actual es que los líderes de la iglesia deben considerar cuidadosamente si insistir en transferir la decisión de ordenación a las Divisiones, o si estas decisiones deben seguir siendo competencia de las Uniones, de acuerdo con las políticas y reglamentos actuales.

El liderazgo ético requiere que se anime a los miembros de la iglesia a estudiar por sí mismos y al mismo tiempo compartir los resultados de décadas de estudios sobre este tema. Es probable que los miembros de la iglesia acepten que puede haber diferencias en las prácticas y la aplicación de ordenación en cada región. Los miembros de la iglesia también se darían cuenta de que no es necesario que todas las regiones hagan lo mismo cuando se trata de la ordenación de mujeres.

Vale la pena analizar cuidadosamente el debate acerca de lo que constituye la “unidad”. La uniformidad no es unidad. De hecho, la iglesia ya tiene una variedad de diferencias en la aplicación de pólizas y reglamentes en diferentes regiones del mundo, pero eso no disminuye ni ha afectado la unidad de la iglesia. Por ejemplo, el Concilio Anual de la Asociación General de 1989 creó la clasificación de “pastores comisionados”.[22] Sin embargo, muchas Divisiones no implementaron ni han implementado esta disposición. ¿Significa que la iglesia está fragmentada y hay falta de unidad?

La variedad en la aplicación de la acción de GC de 1989 no parece haber creado la "falta de unidad" o las preocupaciones por el "cumplimiento", que se está utilizando actualmente como un argumento de que debería ser "todas las Divisiones o ninguna División" cuando se trata de la ordenación de mujeres. La pregunta podría plantearse: ¿por qué se amenaza la "unidad" solo si se aprueba la ordenación de mujeres, pero no se cuestiona la "unidad" si no se aprueba? Requerir la aceptación de la ordenación de mujeres entre aquellos que concluyen que las Escrituras no apoyan la ordenación de las mujeres, sería inapropiado. De manera similar, imponer un rechazo mundial a la ordenación de mujeres, incluso entre aquellas que están convencidos que las Escrituras y Ellen G. White apoyan o no prohíben la ordenación de mujer, es igualmente incorrecto. La unidad es una calle de dos vías.

Apéndice A

Notas y referencias:

[3] Esta revisión se basa exclusivamente en los informes / presentaciones de los Comités de Investigación Bíblica de cada División al TOSC de la Asociación General. Es posible que cada División haya hecho giras de presentaciones dentro de sus propios territorios. Aunque se hizo una búsqueda, el autor no pudo localizar esas presentaciones. En cualquier caso, si la División tuvo presentaciones en su territorio, eso está más allá del alcance de este análisis. El enfoque en este estudio es analizar la documentación puesta a disposición de la iglesia mundial a través del sitio web de la Conferencia General.

[7] La autoridad para la ordenación se asigna al nivel de Union en la iglesia como lo indica los reglamentos de la Asociación General L 45 05. Dice: “Después de una consideración favorable, el comité de la conferencia local presentará el nombre del candidato con sus conclusiones y convicciones a la Union para consejo y aprobación ".

[8] La Póliza B 60 10 de trabajo de la Asociación General dice: “La iglesia mundial apoya la no-discriminación en las prácticas y políticas de los empleados y defiende el principio de que tanto hombres como mujeres, sin distinción de raza y color, tendrán la oportunidad plena e igual dentro de la iglesia para desarrollar conocimientos y habilidades necesarias para la edificación de la Iglesia".

[13] La Asociación General ha preparado un documento que explica su comprensión de los límites de autoridad que tienen las Uniones con respecto al tema de la ordenación de mujeres. El documento titulado: Uniones y ordenación para el ministerio del Evangelio: Breve resumen y explicación integral de la política de trabajo. Retrieved from https://www.adventistarchives.org/unions-and-ordination-statement.pdf

[14] Como se indicó, este estudio solo analizó los documentos proporcionados al TOSC de la Asociación General por los respectivos Comités de Investigación Bíblica de cada División. Es posible, aunque no se encontró evidencia de esto, que las Divisiones estén guardando sus investigaciones y presentaciones en otros sitios web que no sean el sitio web de la Asociación General. Sin embargo, solo compartir su propia investigación a los miembros dentro de su División solamente proporcionaría a sus miembros una sola perspectiva sobre el tema y no educaría a los miembros acerca de otras perspectivas. Por lo tanto, es necesario que la AG garantice que las presentaciones o la investigación del TOSC estén disponibles en varios idiomas. Por ejemplo, la División Norteamericana tiene su propio informe NAD TOSC, que se ha traducido al español, pero este no es el informe de la TOSC de la Asociación General. Ver https://www.nadadventist.org/sites/default/files/2017-10/nad-ordination-2013.pdf

[17] El sitio web de la TOSC de la Asociación General incluye el documento y presentación de una División tanto en inglés come en otro idioma regional principal, tal como fue entregada por la División Euro-asiática.

Ed McField es un PK (Pastors Kid / Hijo de Pastor) e hijo de misioneros que sirvieron en la División Interamericana por más de 30 años. Ha trabajado y vivido en varios países de América Latina y el Caribe. Es consultor en administración de la salud y realiza investigaciones acerca de políticas sociales y públicas, cultura y salud, con énfasis en poblaciones vulnerables. Miembro activo de la iglesia.

Imagen: https://www.adventist.org/en/world-church/

Lo invitamos a unirse a nuestra comunidad a través de una conversación comentando a continuación. Le pedimos que participe en un discurso cortés y respetuoso. Puede ver nuestra política completa de comentarios haciendo clic aquí.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/9247

(Jeffrey Kent) #2

Kudos to Spectrum for publishing the story in Spanish. I wonder whether they could publish every story in Spanish, making the platform more relevant to other readers? As it is, I wonder how many “hits” this story has gotten given the fact that, 3 days later, I appear to be the first individual to comment on the Spanish version of a story that has prompted many dozens of comments on on the English version.