Secretismo y manipulaci��n en la pasada conferencia sobre Biblia y Ciencia


(system) #1

Parece que dos especies de grillos machos en Hawai han desarrollado una incapacidad para cantar para poder escapar de las moscas asesinas. Cuando le�� acerca de su situaci��n en el sitio web de la BBC bajo el titular "Los grillos de dos lugares se callan para sobrevivir" me hizo pensar en los cient��ficos adventistas. Si bien siempre ha sido dif��cil para ellos hablar sobre la evoluci��n en nuestra cultura adventista basada en la creaci��n, la reciente Conferencia Internacional sobre la Biblia y la Ciencia en St. George, Utah, parece haber llevado la conversaci��n a un fin estrepitoso. Para sobrevivir como miembro de la Iglesia Adventista, no habr�� cantos acerca de la evoluci��n.

��C��mo hemos llegado a este punto de no ser capaces de hablar el uno con el otro de algo que significa tanto?

Hace diez a��os se llevaron a cabo una serie de conferencias en Utah y Colorado, patrocinadas por el Instituto de Investigaciones en Geociencia ubicado en Loma Linda que permitieron iniciar una conversaci��n significativa acerca de la fe y la ciencia. La conferencia de 2003, en particular, incluy�� una amplia variedad de voces en paneles, presentaciones y respuestas. Fue un momento emocionante ver tal n��mero de cient��ficos y te��logos que se unieron para explorar ideas.

Al a��o siguiente, en 2004, hubo un fuerte impulso conservador en la reuni��n para cambiar la creencia fundamental n�� 6 de nuestra iglesia. El v��vido recuerdo que tengo de esa conferencia es el entonces presidente Jan Paulsen abordando a la asamblea y diciendo: "Ustedes no est��n aqu�� para cambiar las creencias fundamentales. Eso no es para lo que se han reunido. "(Por lo menos, as�� lo recuerdo.)

Pero la presi��n para cambiar la creencia continu�� y lleg�� a la ��ltima sesi��n de la Asociaci��n General. El Consejo de Fe y Ciencia de la Asociaci��n General se form�� despu��s de la reuni��n de Colorado en el 2004 y desde entonces ha sido el patrocinador de eventos sobre la Creaci��n: como los que han tenido lugar en la ��ltima sesi��n de la Asociaci��n General, en las oficinas de la Asociaci��n General, en Maryland, en Loma Linda, en Andrews, en Australia, en Papua Nueva Guinea, en Puerto Rico. Y luego este a��o en St. George, Utah. Estos eventos tienen el prop��sito de mostrar la creaci��n, de inspirar. Son eventos evangel��sticos sobre la creaci��n.

Lo que sorprendi�� a los acad��micos que fueron invitados a Utah este a��o fue el secretismo que envolvi�� a los art��culos cient��ficos que se presentaron. Un cient��fico que asisti�� dijo:

"Los materiales de la conferencia se publicaron en un sitio web, y a todos se nos dio una contrase��a para acceder a ellos. Tambi��n nos dijeron que no lo comparti��ramos. No dieron ninguna raz��n para el secretismo a excepci��n de que un par de presentaciones inclu��an material in��dito que no debe ser compartido hasta que sea publicado. Pero no hab��a otra raz��n para dicho secretismo. Luego se supo que alguien hab��a publicado material algo inflamatorio sobre la conferencia.

Tim Standish, del Instituto de Investigaciones en Geociencia, nos dijo: "Todos ustedes han prometido no compartir esto por lo que quien haya hecho esto ha actuado deshonestamente ��� ha mentido. Vamos a darles una nueva contrase��a y no queremos que filtren o compartan esta informaci��n con nadie m��s. " Yo realmente no veo ninguna necesidad para dicho secretismo. Si las presentaciones eran apropiadas para nosotros, ��por qu�� no iban a ser apropiados para toda la iglesia?"

La pregunta es buena, teniendo en cuenta que la primera recomendaci��n que figura en la resoluci��n votada al final de la conferencia es la necesidad de desarrollar materiales acerca de la creaci��n de una amplia difusi��n.

El secretismo tambi��n rode�� el desarrollo de dicha resoluci��n. Los primeros borradores llevaron advertencias en la parte superior e inferior, "Este proyecto de documento no debe ser compartido con nadie m��s que los miembros de la comisi��n que lo redact��." En el transcurso de la sesi��n, el documento de una p��gina creci�� a dos. Las declaraciones se hicieron m��s y m��s espec��ficas. As��, la frase:

"Afirmamos un ambiente de honestidad intelectual, donde se presentan las teor��as que compiten en relaci��n con los or��genes y ��stas se discuten abiertamente."

Se transform�� en:

"Afirmamos la necesidad de un ambiente intelectual en el que se presenten las teor��as que compiten acerca de los or��genes y sean abiertamente discutidas en el contexto de una cosmovisi��n b��blica. Nos comprometemos con la ense��anza y la promoci��n de la comprensi��n b��blica de los or��genes en nuestros roles profesionales como educadores adventistas."

Una nueva frase tambi��n se agreg��:

���Entendemos que el prop��sito de la educaci��n adventista del S��ptimo D��a es restaurar en el ser humano la imagen del Creador y que este objetivo tiene implicaciones para el curr��culo de educaci��n e instrucci��n; la estructuraci��n de las relaciones humanas, incluyendo el matrimonio divinamente ordenado; y el cuidado de la tierra."

Al final de la conferencia cuando la declaraci��n final fue votada, algunos de los asistentes estaban descontentos con el proceso, con la sensaci��n de haber sido manipulados, utilizados como decorado. Esta es la reacci��n de un administrador presente:

���La principal lecci��n que me llev�� a casa fue que, si usted est�� trabajando por una causa conservadora, el procedimiento puede ser abreviado, incluso en p��blico. Dicho de otra manera, si se est�� trabajando para hacer "la voluntad conservadora de Dios," el fin justifica los medios. Hago este comentario en respuesta directa al proceso p��blico de crear y votar la resoluci��n final. Nunca antes he visto a los l��deres de la iglesia iniciar un proceso para obtener la colaboraci��n de los asistentes en la elaboraci��n de un documento para terminar, en el ��ltimo minuto, cambiando palabras por otras m��s acordes con su pensar y seguir un plan orquestado para limitar la discusi��n y el debate, volver a pedir el voto, y restar toda la importancia a aquellos que votaron ���No!���

He estado en la Iglesia Adventista mucho tiempo y he tenido ocasi��n de conocer un buen n��mero de l��deres de la Asociaci��n General. Y los encontr��, en su mayor parte, buenos y honorables, de mente amplia, incluso personas nobles, respetuosas de las opiniones de otros y de los procesos. Los que condujeron esta conferencia se demostraron a s�� mismos ser de un calibre mucho menor que los que les han precedido. Ellos se revelaron como ide��logos de mente estrecha que no supieron estar por encima de la manipulaci��n con tal de obtener el tipo de documento que quer��an. Y a pesar de que se comprometieron a que la resoluci��n no ser��a utilizada para fines distintos al de servir como un informe al Consejo Anual, estoy totalmente convencido de que el documento aparecer�� como soporte para sus intereses fundamentalistas. Cuando eso suceda, ellos demostrar��n ser poco sinceros por decirlo suavemente."

El a��adido del cuidado del planeta a la declaraci��n final es un reflejo de las presentaciones y del trabajo realizado durante el congreso, y del entusiasmo que por ampliar el debate adventista sobre la creaci��n. Pero la frase sobre el "matrimonio ordenado por Dios," nunca fue parte de la discusi��n. "Durante los primeros borradores del documento, no hubo ninguna menci��n del " matrimonio ordenado por Dios ", dijo un participante," pero en la versi��n final que fue votada y publicada en la Adventist Review, se insert�� esa declaraci��n. No estoy seguro de qui��n lo puso ni por qu��, ya que nunca fue un tema de discusi��n durante la conferencia ".

Para encontrar la resoluci��n votada, hay que ir a la nota publicada en la Adventist Review el 26 de agosto. El documento se encuentra en el sitio web de dicha revista, y no en la del Consejo de Fe y Ciencia. [Por lo menos, a fecha de 9 de septiembre de 2014, cuando esta informaci��n fue originalmente publicada en ingl��s.]

Con las declaraciones sonadas del Presidente de la Asociaci��n General repudiando cualquier adventista que crea en la evoluci��n, los asistentes a la conferencia han sido muy reacios a decir nada - sin importar si creen en la evoluci��n o la creaci��n. Uno de los asistentes reconoci��: "Esto es noticia: el hecho de que nadie quiere su nombre asociado a sus propios comentarios. Nos encontramos en un momento en que un vers��culo de Am��s encaja bien: Por tanto, el prudente en tal tiempo calla, porque el tiempo es malo. "Amos 5:13 (RV1909)".

En nuestras conversaciones con los profesores y administradores de cinco colegios adventistas, s��lo una persona estuvo dispuesta a hablar oficialmente.

Sin embargo, las conversaciones fueron perspicaces. Nos enteramos de que se hizo una presentaci��n muy bien argumentada sobre por qu�� el darwinismo est�� siendo hoy fuertemente cuestionado.Tambi��n aprendimos que la historia se repite. Uno de los asistentes dijo:

"Antes de la conferencia, le�� con cuidado un poco de literatura sobre c��mo tres debates - (1) Cop��rnico, Galileo y el Sistema Solar, (2) Newton, el universo mec��nico y de��smo; y (3) Darwin y los or��genes biol��gicos de la Humanidad - han desafiado las creencias cristianas tradicionales. Me llam�� la atenci��n la similitud del lenguaje de los cient��ficos y te��logos adventistas con el lenguaje de los funcionarios de la iglesia durante la controversia con Galileo. As�� como los te��logos de la Iglesia Cat��lica condenaron los descubrimientos cient��ficos de Galileo sobre la base de una interpretaci��n literal de las Escrituras, del mismo modo muchos te��logos y cient��ficos adventistas parecen estar condenando a muchos de los descubrimientos cient��ficos modernos sobre la base de una interpretaci��n literal de las Escrituras. Fue interesante notar las similitudes. La historia se repite en verdad!"

El Dr. Zane Yi, profesor asistente de religi��n, de la Universidad Loma Linda, dijo:

"Me gusta pensar en la conferencia como el inicio de una investigaci��n y conversaci��n internacional para nuestra iglesia. Debido a la complejidad y la variedad de temas que fueron abordados, realmente necesitamos m��s tiempo, no s��lo para reflexionar sobre las presentaciones, sino tambi��n para aprender sobre la diversidad de opiniones que existen en el adventismo y el amplio mundo de la erudici��n cristiana. Nos obsequiaron con una perspectiva y ahora necesitamos escuchar y considerar a los dem��s antes de sacar conclusiones definitivas. Estamos haciendo eso con el tema de la ordenaci��n de las mujeres y los temas que se abordaron en la conferencia son igual de importantes".

��Est�� interesado el Consejo de Fe y Ciencia en continuar con la conversaci��n? ��Qu�� tipo de conversaci��n puede tener lugar cuando las personas no pueden hablar abiertamente y honestamente, sin temor a las represalias?

Tras las palabras de apertura del presidente Wilson, un te��logo adventista coment��: "No tenemos un problema de unidad, tenemos un problema de confianza." ��Volveremos a ser capaces de confiar en los dem��s en el contexto de una conversaci��n acerca de los or��genes?

��Podemos acabar con el silencio en el que nuestros cient��ficos viven ahora?

--

Imagen: El grillo de alas planas silencioso.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/6316