Última Noticia: Líderes adventistas en Argentina son arrestados por supuesto contrabando millonario de bienes electrónicos

Líderes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Argentina han sido arrestados por supuestamente contrabandear alrededor de $15.000.000 de pesos argentinos ($991.000 dólares) en bienes dentro del país. Una operación policial ordenada por el juez federal Adrián González Charvay realizada en ocho ubicaciones, llevó al arresto de seis sospechosos, incluyendo a líderes de la Unión Argentina.

De acuerdo a un informe en La Nación, uno de los principales periódicos de la Argentina, se ingresaron contenedores a la Argentina desde los Estados Unidos que supuestamente contenían equipos médicos y herramientas manuales. Sin embargo, en vez de eso, las autoridades aduaneras descubrieron millones de pesos en televisores modernos, computadoras, tablets, celulares, un equipo profesional de filmación, consolas de audio y drones.

El Juez González Charvay, quien lleva a cabo una investigación del contrabando desde hace dos meses, ordenó una evaluación de los bienes contrabandeados. Los especialistas que examinaron los contenedores encontraron insumos hospitalarios vencidos y en mal estado (algunos aparentemente usados y potencialmente infecciosos), junto con mecadería electrónica no declarada, por un total estimado de quince millones de pesos. Los bienes contrabandeados representan un valor de $6.000.000 de pesos ($396.400 de dólares) en aranceles aduaneros no pagados.

Captura de pantalla de de un noticiero adventista.

El jueves detectives del Departamento de Crímenes Federales de la Policía Federal Argentina llevaron a cabo ocho allanamientos y arrestaron a seis individuos, incluyendo a líderes de la Iglesia Adventista en Argentina. La Asociación de los Adventistas del Séptimo Día era el destinatario de los contenedores, de acuerdo a los reportes de los medios de comunicación.

Spectrum recibió un mensaje anónimo el 10 de agosto acerca de la participación de la Iglesia Adventista en contrabando internacional. Un email de uapleaks@gmail.com, firmado por “John Doe” proporcionó la siguiente afirmación:

Estimado Sr. Wright Le escribo acerca de algo que está sucediendo en la Universidad Adventista del Plata (UAP por sus siglas en español), la universidad de la Iglesia en Argentina. Durante años, las autoridades de la UAP (el rector y dos o tres de sus colaboradores más cercanos) han estado cometiendo contrabando de parte de la UAP. El procedimiento es simple: ellos importan donaciones verdaderas desde los EEUU, pero en el mismo contenedor agregan algunos bienes que introducen al país sin pagar los aranceles correspondientes (que son muy costosos por aquí). Durante los últimos años, ellos se han vuelto más y más atrevidos. En la última ocasión, el CIO de la universidad (un ingeniero de sistemas) viajó a los EEUU durante un par de semanas solo para comprar productos electrónicos. Todo esto podría ser una anécdota, en medio de un ambiente de corrupción general (tanto dentro como fuera de la iglesia), si los medios de comunicación no se hubieran cruzado con esta información. Hace un par de días atrás un contenedor que provenía de los EEUU fue interceptado por los oficiales aduaneros de la Argentina. Supuestamente contenía donaciones, pero dentro del contenedor, pero dentro de contenedor había toda clase de productor (principalmente electrónicos) valuados en alrededor de 500.000 dólares.

La información proporcionada en ese email y la correspondencia posterior con la misma fuente se correlacionaba con reportes iniciales de hechos de contrabando, publicados en La Nación, pero no pudieron ser independientemente verificados por Specturm. No había nada en los reportes de los medios de comunicación que confirmara la participación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día hasta hoy.

Cuando se le preguntó si había documentación de la participación de personal de la Universidad Adventista del Plata con la Unión Argentina, “John Doe” declaró:

“No hay emails relacionados a ese asunto, al menos que haya visto. La Unión Argentina (UA) ordenó a los líderes de la UAP mantener un estricto silencio público acerca de este asunto. Y ellos están haciendo eso. Sin embargo, ha habido algunas reuniones de personal para compartir información con una lista de empleados de nivel medio.”

Más tarde, al responder la pregunta de qué líderes podían estar involucrados, “John Doe” escribió lo siguiente:

Más allá de la información compartida con las juntas administrativas del Colegio, las operaciones de importación eran manejadas por un grupo reducido de personas. El rector de la universidad, Oscar Ramos, es el principal (y, en muchos casos, el único) que toma las decisiones. Nada es llevado a cabo sin su conocimiento y aprobación. Él toma este asunto bajo su cuidado personal Jorge de Sousa es el Vice-Rector para el Desarrollo Institucional. Él está a cargo de conseguir donaciones. Por lo tanto, pasa varios meses cada año en los EEUU, él consigue las donaciones, y es el responsable de introducirlas a la Argentina. Nestor Pereyra es el CIO de la universidad, y uno de los consejeros más cercanos del rector Ramos incluso en asuntos que van más alla de IT (información y tecnología). Él decide acerca de la adquisición de tecnología, y en el caso particular de los contenedores, él viajó a los EEUU por un par de semanas para comprar elementos de tecnología. Luego esos elementos fueron cargados en los contenedores e introducidos al país como donaciones. Ahora, dado que ellos manejan este asunto en secreto, es difícil saber cuál es la participación específica de cada uno en este caso. Por otro lado, la importación era hecha usando el nombre de la entidad legal de la Iglesia en Argentina (Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día, AAASD), y no la entidad legal de la universidad (Asociación Colegio Adventista del Plata, ACAP). Así que [persona legalmente] responsable es el presidente de la AASD, el pastor Carlos Gill. No tengo manera de saber cuánto sabía el presidente Gill acerca de esto. Por supuesto, él no estaba al tanto de todo.

Las afirmaciones acerca de la potencial complicidad no han sido independientemente verificadas; ningún nombre de los líderes adventista ha sido reportado hasta la publicación de este artículo. Sin embargo, toda la información proporcionada por la fuente anónima se corresponde hasta ahora con lo que se ha hecho público.

En las últimas horas del jueves, la Unión Argentina emitió un comunicado de prensa en Facebook con el texto, “Comunicado Oficial de la Iglesia Adventista en Argentina”, negando cualquier irregularidad:

Comunicado de Prensa En relación a los hechos que son de público conocimiento, la Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día (AAASD) manifiesta que sus directivos se harán presentes ante el juez a cargo de la investigación en las próximas horas. Efectivamente existió una donación, proveniente de la Iglesia Adventista en Estados Unidos. Nuestra entidad está a derecho en la causa judicial y sus directivos y colaboradores han asistido y participado de las primeras medidas de prueba conjuntamente con personal aduanero. La sorpresiva medida judicial hizo imposible que estuvieran al momento de los procedimientos en las respectivas sedes administrativas, por sus habituales rutinas de trabajo fuera de las oficinas.

La donación comprendió una gran diversidad de artículos, cuya variedad responde a su utilización en la Universidad Adventista del Plata para la formación de estudiantes de las distintas facultades que la integran y de manera particular en la facultad de Ciencias de la Salud, con carreras como medicina y otras.

Sobre nuestro compromiso de recibir el contenido, fue conforme a una carta de donación que ya se encuentra en manos de la justicia para su análisis.

Nuestra entidad sostiene altos valores morales basados en la Palabra de Dios y de ninguna manera procede fuera de la ley para importaciones o cualquier otra actividad. Por lo expuesto en lo presente somos los primeros interesados en colaborar con la justicia para esclarecer esta situación.

De ser necesario, en lo sucesivo pondremos más información a disposición de los medios y la población.

Contacto: Lic. Santiago López Blasco – Director de comunicación santiago.lopez@adventistas.org.ar

Jared Wright es jefe de redacción por SpectrumMagazine.org.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/7649

Esperemos que se investigue hasta el fondo y que se depuren responsabilidades sin paliativos. El tema es suficientemente serio y delicado como para dar la callada por respuesta. Todo hombre y mujer, al margen del país que proceda, deben ser moral y ejemplo en todo como referente hacia los demás. Mucho más, si cabe, si trabajan en la comunidad adventista de Argentina, Perú, Colombia o México. Esperamos y deseamos recibir noticias. Que quienes se valen para servirse, NO SERVIR, de la obra de Dios, deben ser sancionados y expulsados de la obra sin contemplaciones. El SEÑOR nos bendiga siempre!!!..