Una demanda acusa a la iglesia de nombrar director de conquistadores a un pederasta


(system) #1

Dos hombres están reclamando a la Iglesia Adventista del Séptimo Día 13,5 millones de dólares por supuestamente permitir que un pederasta asumiera el liderazgo del grupo de conquistadores de una iglesia local.

Las víctimas identificadas como D.M. y F.D. alegan que Leslie "Les" Bovee, ex líder de Conquistadores en Junction City y Veneta, Oregon, comenzó abusar sexualmente de ellos en 1975 y el abuso continuó durante seis años. Ahora D.M. y F.D. tienen poco más de 50 años.

La demanda, presentada el 26 de agosto en el Tribunal de Circuito del condado de Multnomah, afirma que la Iglesia Adventista del Séptimo Día sabía que Bovee era un depredador sexual, pero lo designó como líder de jóvenes de todos modos.

D.M. y F.D. reclaman 6,5 millones de dólares para cada uno por el trauma emocional sufrido, y un adicional de $ 250.000 para pagar los gastos de la terapia psicológica realizada hasta la fecha, la que todavía vendrá y finalmente, para pagar otros gastos médicos.

Los abogados de Portland, Stew Crew y Peter Janci de O'Donnell Clark y Crew, LLP están representando a los demandantes. Los primeros tienen un historial de llevar casos de abuso sexual infantil contra la Iglesia Adventista y otras grandes organizaciones, tales como la Iglesia Católica y los Boy Scouts of América.

"Tenemos la intención de demostrar que la organización adventista sabía que Les Bovee era un pedófilo y abusador de niños antes de que incluso le abrieran la puerta. Pero aún así no advirtieron a los padres, ni informaron a la policía ni tomaron las medidas necesarias para prevenir que este hombre se acercara a los niños,” dijo Crew.

Los documentos del juicio indican que Bovee estuvo involucrado en varios procesos penales por abuso sexual infantil en los años previos a su trabajo como líder de conquistadores. Bovee fue encarcelado por abusar sexualmente de niños en 1970. El mismo comenzó su trabajo como líder de conquistadores dos años más tarde, en 1972.

La Unión del Pacífico Norte derivó toda pregunta al abogado Richard Whittemore, de la empresa de Portland Bullivant Houser Bailey.

"La Iglesia Adventista compadece a estas personas", dijo Whittemore en una entrevista telefónica. "Hemos sido conscientes de sus demandas por algún tiempo y hemos estado tratando de trabajar con ellos para resolver sus demandas."

Al no llegar a un acuerdo, D.M. y F.D. decidieron acudir a los tribunales.

En 1977-1978 F.D. acudió a los funcionarios de la iglesia para denunciar el abuso sexual de Bovee, pero el abuso sexual presuntamente continuó.

Los abogados de las supuestas víctimas afirman que este incidente con Leslie Bovee no es un incidente aislado.

Documentos de la Iglesia Adventista dicen que más de 400 reclamaciones han sido hechas en contra de la iglesia desde 1992 hasta 2011 involucrando a más de 525 víctimas infantiles. Estas afirmaciones han costado a la Iglesia más de $ 30 millones de dólares sólo en Estados Unidos. *

De acuerdo con la perspectiva general de la Iglesia Adventista del Séptimo Día sobre casos investigados entre los años 2000 y 2011, las víctimas masculinas "pueden ser reacias a reportar el abuso en una cultura 'conservadora' protestante que promueve los matrimonios heterosexuales.

El informe también indica que en el caso del estudio realizado, los niños son el 65% de las víctimas de los abusos reportados en la iglesia entre 2000 y 2011.

Los demandantes F.D. y D.M. tienen la esperanza de que su demanda llame la atención sobre el tema del abuso sexual dentro de la Iglesia Adventista del Séptimo día. "Estamos tratando de hacer nuestra parte para ayudar a asegurarse de que este tipo de situación no vuelva a suceder."

En octubre de 2011 la División de América del Norte y la Adventist Risk Management unieron fuerzas con Escudo Vulnerable, una organización dedicada a la protección de los vulnerables contra los malos tratos. Aunque muchas iglesias y conferencias ya tenían políticas de verificación de antecedentes, esta política de trabajo requiere cursos de formación y la investigación de antecedentes de todos los voluntarios que trabajan con niños o jóvenes en la iglesia.

De acuerdo con un boletín de Adventist Risk Management de mayo de 2012, este programa crea conciencia por la formación de adultos y jóvenes sobre cómo:"identificar las señales de abuso o negligencia, saber cómo reportar la sospecha de abuso, conocer las técnicas y métodos de depredadores, [y] saber cómo interactuar apropiadamente con los niños y los jóvenes".

Leslie Bovee fue acusado en varias ocasiones entre 1979 y 1980 por el abuso de miembros jóvenes adventistas. Más tarde huyó a Alaska en compañía de un niño que presuntamente secuestró. Actualmente Bovee está viviendo en Myrtle Creek, Oregon y no es un delincuente sexual registrado.

La Asociación General aún no ha respondido a nuestra solicitud de obtener sus impresiones.


This is a companion discussion topic for the original entry at http://spectrummagazine.org/node/6279

(Wolfgang Streich ) #2

Es terrible esto. Aquí en Paraguay también hay un caso. Un empleado del Sanatorio Adventista se violó a varios niños, uno de los casos fue denunciado y fue a juicio oral, y el empleado tiene una condena de prisión bastante grande.